En su titular, el Dirario UNO Entre Ríos destacó al palista local Daniel Dal-Bó calificándolo como el “Gigante del Gualeguay”.
Dal-Bó nació el 8 de setiembre de 1986 en Laprida y a los 8 se radicó en Gualeguay. Gualeyo por adopción se dedicó al canotaje desde pequeño hasta que se convirtió en un gran palista.

El palista de Gualeguay fue uno de los Destacados de UNO. (Foto UNO/Juan Ignacio Pereira)
[El palista de Gualeguay fue uno de los Destacados de UNO. (Foto UNO/Juan Ignacio Pereira)]
—¿A qué edad empezaste a remar?
—Hace 12 o 13 años.
—¿Cuándo te diste cuenta de que tenías condiciones?
—Me fui dando cuenta cuando empecé a competir. Tenía 16 años y empecé a ganar. Antes competía, pero no ganaba.
—¿Te decían que estaba para más?
—No, a esa edad no. De chico no era muy bueno. Pero cuando empecé a entrenar y a mejorar sí, y ahí entré al equipo nacional.
—¿Cuándo fue la primera vez que saliste al río?
—Cuando tenía 12 años en el río Gualeguay con la profesora Valeria Caffa de la escuela de canotaje.
—¿Cuántas horas entrenás por día?
—Entre cinco y seis horas.
—¿Cómo es un día de Dal-Bó antes de una competencia?
—Me levanto a las 7, desayuno y a las 8 hago el primer turno de agua. Una hora y media. Después descanso una hora y después hago gimnasio, salgo a correr o nadar. Eso depende de la época del año en la que estemos. A la tarde hago otro turno de agua y después gimnasio o natación o corro. Cuando estamos cerca de la competencia hacemos trabajos en el agua y gimnasio y mientras más lejos estemos hacemos volumen: carrera, natación y gimnasio.
—¿Cuál fue tu mejor triunfo?
—La medalla de Plata del año pasado en el Mundial. En K1 5000 metros.
—¿Una competencia?
—Los dos últimos Juegos Odesur los disfruté mucho y tuve muy buenos resultados.
—¿Un viaje?
—El primero en 2005 a Canadá y Hungría. Es el que más me quedó grabado. No había salido ni de Gualeguay y de repente estuve en Canadá y Europa. Fue todo muy sorprendente.
—¿Cuál fue el lugar que más te impactó?
—Muchos, pero si me tengo que quedar con uno, República Checa. Por la historia y la infraestructura, la arquitectura. Es increíble.
—¿Un deportista?
—Messi.
—¿Se puede vivir de lo que hacés en Argentina?
—Sí, mientras lo hacés. Podés vivir bien mientras lo estás haciendo, pero cuando dejás de competir se corta. Te quedan las medallas y los recuerdos.
—¿Un sueño?
—Salir campeón olímpico.
—¿Un río?
—El Gualeguay.
—¿De qué equipo sos hincha?
—No me gusta el fútbol.
—¿Qué mirás en tele?
—Películas y programas de naturaleza o documentales.
—¿Un dibujo animado?
—Los Halcones Galácticos, los Thundercats, Tom y Jerry.
—¿Una comida?
—El asado.
—¿Una golosina?
—Las gomitas.
—¿Una bebida?
—La Coca Cola.
—¿Una salida?
—Ir a comer con amigos.
—¿Un lugar?
—El río.
—¿Un lugar para vivir?
—Gualeguay.
—¿Qué música escuchás?
—Escucho la radio y lo que pasa por la radio.
—¿Qué te hubiese gustado ser de no haber sido palista?
—No sé. Me hubiese gustado ser entrenador o algo relacionado al deporte.
—¿Qué te gustaría leer en el diario de mañana?
—Una buena nota, ja. Me gustaría leer que no hay tanta pobreza y cosas malas.
Bonus track
—¿Cuál es el contacto más groso del celular?
—Mmm... no sé. El del secretario de Deportes de la Nación.
—¿Una foto cholula?
—No me gusta pedir fotos. Tengo una foto con Eric Larsen, el noruego que es uno de los mejores en canotaje.
—¿De quién te gustaría tener el teléfono?
—De la Presidenta.
Un ganador que apuesta a los Olímpicos
Daniel Dal-Bó nació el 8 de setiembre de 1986 en Laprida y a los 8 se radicó en Gualeguay. Gualeyo por adopción se dedicó al canotaje desde pequeño hasta que se convirtió en un gran palista. En el 2010 ganó tres oros en el Sudamericano de Medellín; tres medallas de Plata en el Panamericano de México. En 2011 campeón sudamericano (K1 y K4); plata en el Panamericano (K1 1000) en México. En 2012 fue campeón sudamericano en Tigre (K1 y K1). En 2013 fue Medalla de Plata en Alemania en K1 5000 metros; ganó la medalla de Bronce en la Copa del Mundo de Paznan (K1 500) y Bronce en la Copa del Mundo de Zseged. Este año se llevó dos medallas de oro en los Juegos Odesur de Chile. Ganó la Medalla de Bronce en la Copa del Mundo de Hungría. Fue sexto en el Campeonato Mundial de Rusia y fue segundo en el Panamericano en K2 y tercero en K1. El 2014 fue coronado con el Olimpia de Plata como el mejor en su disciplina.