Imprimir


Tal cual lo adelantado por Gualeguay21 semanas atrás, y ahora confirmado por uno de los socios del frigorífico equino, la crisis de esa empresa tendría solución si el juez interviniente así lo dispone.

En contacto con la prensa en el día de ayer lunes, Martín Veronesi, uno de los hermano socios de la firma FEERSA, la cual se encuentra cerrada y adeudando meses y aguinaldo a su personal, brindó precisiones al respecto.
De este modo, el empresario manifestó que sintiéndose preocupados por la gente decidieron “dar la cara” para aclarar la situación, en especial considerando la situación de sus trabajadores.
En ese sentido, Martín explicó que el Juez ya tiene los elementos para decidir entregar la administración de la firma al hijo del matrimonio de su hermano Javier, quien, junto con a él, se harían cargo del negocio familiar aportando los avales necesarios para poner la planta en marcha.
Cabe recordar que esta situación surge a partir de la decisión del Juez de Familia de Gualeguaychú cuando intervino en el divorcio de Javier, quien dispuso poner las acciones en disputa en manos de un administrador, el cual, junto a otro hermano, José, llevaron la empresa a este estado.
Finalmente, tal cual informáramos, semanas atrás el Juez reconoció finalmente el error y comenzó a evaluar la posibilidad de entregarle las acciones al hijo del matrimonio para destrabar la situación, recuperar la empresa y resolver la situación de casi centenar y medio de trabajadores.
Del mismo modo, vale recordar que Javier hoy se encuentra internado en Buenos Aires en un delicado estado de salud resultado de una agresión sufrida semanas atrás en Gualeguaychú.
De este modo, según explicó Martín, hoy el Juez tiene en sus manos devolver las acciones al matrimonio en las manos del hijo, algo sobre lo cual todas las partes estarían de acuerdo, y así, junto con él mismo, aportar los avales necesarios para, entre los dos, recuperar la empresa.
Por último, cabe destacar que, de aprobarse esto, esta nueva administración deberá afrontar, no solo la deuda con el personal, sino, también, abultados compromisos operativos impagos desde hace meses, pero el empresario no dudó en que todo podría ser resuelto.
Gualeguay21