En promedio, las ventas en febrero descendieron 11,9 por ciento, pero las ventas en locales al público declinaron un 14 por ciento anual con todos los grandes rubros relevados en baja, mientras que en la modalidad online, subieron 6,1 por ciento, con ningún rubro en descenso.

Según consignó la agencia APF Digital, más negocios se siguen sumando a ese canal de ventas, para captar especialmente a los segmentos jóvenes que compran desde sus dispositivos.

De este modo, febrero encontró a las familias con altos niveles de endeudamiento, en muchos casos consecuencia de las fiestas y las vacaciones, pero también por las altas tasas de financiamiento que pagan cuando no se abona el total de la tarjeta.

Igualmente, sobre fin de mes en algunos locales se notó a la demanda como intentando empezar a moverse más.

El 72,7 por ciento de los comercios consultados tuvieron bajas anuales en sus ventas, mejorando levemente esa proporción frente al 77% de enero.

En el caso de los negocios que venden tanto en la modalidad física pero además electrónica, APF señala que las ventas por internet, si bien en general subieron, no alcanzaron a compensar las otras, informó Came.

Gualeguay21