Imprimir

La ocupación de la Escuela N° 51 El Viejo Pancho con caballos por parte de particulares del lugar ha generado malestar entre los vecinos de esa zona rural, ya que fue fundada y levantada con el sacrificio de ellos y hoy apenas le dicta clase a un solo alumno.

Según lo trascendido en las redes sociales, y lo informado por la gente del lugar, el predio de este establecimiento, al estar cerrado desde el invierno pasado, fue aprovechado por un vecino para alojar su tropilla de caballos, y que, a pesar del reinicio del ciclo, continúa ocupado.

Lo que incrementó el enojo de los vecinos no fue solo que el usurpador hacía uso y abuso del espacio destinado a la escuela, sino que, encima, le había sido entregada la llave del candado de la tranquera, y ninguna autoridad o responsable de la misma hizo nada al respecto.

Cabe recordar que esta escuela rural, ubicada en el acceso al 8vo Distrito, fue fundada por una maestra vecina del lugar en los años 70, quien donó el terreno sobre el cual se la edificó con el esfuerzo de todos los vecinos, y donde la docente dictó clases hasta que se jubiló.

Por último, cabe agregar que el controvertido vecino ha sido señalado reiteradas veces por mantener sus animales en la vía pública, no solo por los peligros que representa, sino, también, por los daños que ocasiona en el camino al soltar sus animales después de las lluvias.

Gualeguay21