En mayo de 2019, Bogdan firmó con Frigerio un acta acuerdo para la construcción de la Planta Potabilizadora en Gualeguay; a principios de este mes, Rubattino reforzó ese pedido ante el jefe de Gabinete de Alberto Fernández; y, la semana pasada, Bogdan volvió con el tema en el ENHOSA. A pesar de esto, por la millonaria inversión que significa, y las distancias políticas existentes, difícilmente pase de promesa.

La semana pasada, el Intendente local, Federico Bogdan, formó parte de una comitiva de pares de Cambiemos, liderada por el Senador Nacional Alfredo De Angeli, que se entrevistó con el flamante titular del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento, ENHOSA, el peronista concordiense Enrique Cresto.

Según lo confesado por el propio Bogdan en una conferencia de prensa, en esta reunión, le planteó a Cresto cuáles son las obras necesarias para Gualeguay: la Planta Potabilizadora de Agua, sus obras complementarias, y el ya histórico y archiprometido proyecto del Colector Quirós.

Al respecto, el propio intendente afirmó que el titular del ENOSA le aseguró que, una vez que se complete toda la documentación necesaria, comenzará un ida y vuelta donde le irán diciendo todo lo que tiene que ir haciendo. Un proceso que ya se insinúa interminable.

Acompañaron a Bogdan en esta comitiva liderada por De Angeli, los intendentes Carlos Weiss, de Viale; Domingo Maiocco, de Victoria; y Alfredo Francolini, de Concordia, todos  interesados en la agenda de obras que llevará adelante el ENHOSA en la provincia.

Como corolario del encuentro, De Angeli valoró el encuentro como "un mano a mano entre entrerrianos que saben lo que es administrar un municipio", y dijo que están seguros de que la experiencia de Cresto ayudará a que podamos avanzar en la concreción de estas obras fundamentales.

Lo que olvidó decir De Angeli es que Cresto, ex intendente de Concordia, tiene aspiraciones a Gobernador en el 2023, razón por la cual tiene por prioridades en su agenda su ciudad a la cabeza, después a Paraná, por su interna con Bahl, y, luego, cualquier municipio peronista, antes que los pretenciosos de Cambiemos.

Por su parte, a principios de este febrero, la diputada provincial Paola Rubattino se reunió en Buenos Aires con Santiago Cafiero, jefe de gabinete de la Nación, para hablar de una "agenda con perspectiva federal".

En el marco de ese encuentro, Rubattino le presentó a Cafiero dos proyectos para su ciudad, Gualeguay: uno para un Centro Cultural, y el otro el de la Planta Potabilizadora. Se supone que este último sería el mismo ya presentado y no uno nuevo.

Ahora bien, más allá de los discursos de los diferentes dirigentes políticos, lo cierto es que hay 50 mil gualeyos bajo un gobierno municipal opositor, en una provincia oficialista pero que en las elecciones le jugó en contra al gobierno actual, que difícilmente sean tenidos en cuenta para algo.

O sea que, mientras Bogdan completa "toda la documentación necesaria", y mientras transcurra el prometido "ida y vuelta donde le dirán todo lo que tiene que ir haciendo", el propio intendente, el Senador De Angeli y la Diputada Rubattino aprovecharán para seguir anunciando la Planta Potabilizadora, la cual, seguramente, será argumento de campaña para todos ellos en el 2023.

Mientras tanto, los gualeyos seguiremos participando. Qué lindo sería que los funcionarios hagan a un lado las promesas, que no gasten la poca pólvora en chimangos, y que se concentren en gestionar cosas posibles, como que se termine lo empezado. 

Norman Robson para Gualeguay21