Un día como hoy, pero de 1977, salió de su casa, pasó al lado de varios buzones, y, en cada uno, depositó una copia de una carta que sería historia. A los pocos pasos, un grupo de tareas lo acribilló, lo cargó y nunca más se lo vio. Justo era el Día de los Trabajadores de Prensa.

"Sin esperanza de ser escuchado, con la certeza de ser perseguido, pero fiel al compromiso que asumí hace mucho tiempo de dar testimonio en momentos difíciles...”, se justificó honorablemente en aquella carta.

Creo que nadie es quien para juzgar a nadie, y a él nadie lo juzgó, ni siquiera, aún, la historia. Él habría sido el cerebro de uno de los bandos, y los del otro bando terminaron con su vida, solo porque era del otro bando. Fue en tiempos de guerra.

Más allá de esa arista controvertida, la cual no nos interesa abordar, de él recordamos, a modo de excelso ejemplo, su calidad y compromiso periodísticos, los cuales nadie puede opacar.

No tengo dudas de que aquella mañana, en algún momento de su recorrido, este hombre recordó que justo un día como ese, pero de 1946, en tiempos del General, por iniciativa de sus colegas Octavio Palazzolo y Santiago Senén González, quedó sancionado el Estatuto del Periodista.

Una constitución gremial creada para encuadrar nuestra tarea y jerarquizarnos como actores centrales de una libertad concreta, en el quehacer diario de la labor periodística. Tampoco tengo dudas de que también recordó en aquel momento que la dictadura, un año atrás, y después de 30 años garantizando los derechos gremiales de los periodistas, había derogado ese estatuto.

Hablo del periodista y escritor Rodolfo Walsh, quien aquella mañana metió en varios buzones diferentes copias de su Carta Abierta a la Junta Militar, justo en el Día de los Trabajadores de Prensa, justo antes de que lo callaran para siempre.

Cada día como hoy recuerdo a personas de la talla de Walsh, Palazzolo y Senén González, y, que me perdonen los mártires de Chicago, cada día como hoy entiendo este día como un genuino día del periodista argentino.

Norman Robson para Gualeguay21