Como todo hijo de los Tiempos Oscuros, he visto sufrir, en vivo y en directo, cuando no en carne propia, la angustia de no poder expresar lo que uno siente o piensa. También he visto los costos de hacerlo desafiando el Poder. Creo que, por eso, he aprendido a valorar los derechos tan costosamente reconquistados. Tal vez por eso, los abusos de hoy me sublevan y me ponen intolerante.

¡Ignorantes! El derecho a la libre expresión en el que tanto les gusta ampararse costó vidas, vidas de verdad, que fueron silenciadas violentamente. Y no hace mucho, apenas 40 años. Yo lo viví.

Sí, pasó en este país, acá, y no hace tanto tiempo, cuando unas minorías, por intereses propios y particulares, despreciando cualquier mayoría, impuso el terror y naturalizó la muerte. Eran Tiempos Oscuros, de derechos cercenados, libertades prohibidas, y disensos castigados. Una época en que algunos murieron solo por dejarse el pelo largo o por vestir un uniforme.

Por eso, hoy, ver a quienes imponen un falso e inexistente derecho a tergiversar, a mentir, a difamar, a discriminar, porque así se les antoja, cuando muchos murieron por su derecho a decir la verdad, a defenderla, me irrita, me altera, me subleva. ¡Ignorantes, necios!

Ver hoy cómo se aferran a sus convenientes derechos, pero, sin vergüenza alguna, se olvidan de sus inconvenientes deberes y obligaciones, me exaspera. Hoy se olvidan de que tienen que saber de lo que hablan. Hoy solo les interesa decir cualquier barbaridad que alivie sus rencores, frustraciones y resentimientos. Sin importarles nadie, ni nada. ¡Egoístas,  hipócritas!

Me sublevan casi tanto como las nuevas minorías, violentas y extremistas, avasallando derechos ajenos en nombre de sus derechos individuales, cuando, en aquellos años de los que hablo, fueron minorías, como esas, las que sometieron y oprimieron a las mayorías. Y esos derechos de los que hoy abusan a muchos también les costó la vida. ¡Ignorantes, también!

Nadie le contó a "estes chiques" que, en la Historia Argentina, el fundamentalismo costó vidas de verdad, vidas de libre pensadores, de libres hacedores, de gente de bien, respetuosa tanto de los derechos como de los deberes y obligaciones, fuesen de minorías o de mayorías. 

¿Alguien se da cuenta del mal que le hacen a la República estos energúmenos ignorantes? Claro, cómo van a valorar la República si no tienen idea de lo que significa, y solo toman del diccionario lo que les conviene a su haraganería facilista y comodista. Como para no, si esta Argentina ha logrado corromper y pervertir hasta nuestra tan valiosa Democracia. 

Así como en aquella época, hoy nos vuelve a dominar la barbarie, esa que, ahora, desde las redes sociales, naturaliza el individualismo, impone la mentira, y nos lidera, cual estúpidas ovejas, al ocaso de la civilización.

¡Qué triste nuestro destino!

Glosario

Represión: imposición violenta de prohibiciones, restricciones y otros impedimentos ilegales.

Libertinaje: actitud abuso de la propia libertad con menoscabo de la de los demás.

Años Oscuros: período violento entre los años 1968 y 1983 donde las minorías de izquierda y derecha instalaron el terrorismo para imponer sus intereses particulares.

República: ordenamiento de la convivencia según leyes que rigen los derechos y obligaciones de los individuos.

Democracia: sistema de gobierno fundado en la participación de la ciudadanía, respetando por igual los derechos de las mayorías y de las minorías.

Norman Robson para Gualeguay21