Al cabo de décadas de deseo insatisfecho, la frustración de nuestros porteños cala hondo en su ánimo y cualquier nueva oportunidad solo alienta nuevos fantasmas.

El Carnaval y la Fiesta del Asado y la Galleta, las únicas fiestas que hoy distinguen a Gualeguay en el concierto entrerriano de propuestas turísticas, resultan de años de esfuerzo público y privado, tienen una razón de ser que muchas veces no es tenida en cuenta por el pueblo.

Sin lugar a dudas, todos tenemos derechos, y el derecho a opinar es uno de ellos, pero, como cada derecho requiere alguna obligación, en este caso, es preciso recordar la obligación de que la opinión debe ser formada con seriedad y responsabilidad.

En solo un año, entre enero y diciembre de 2013, a partir de una operatoria gestada por el Ministerio de De Vido y el Gobierno de Urribarri en el 2009, en la Municipalidad de Gualeguay de Luis Erro y Paola Rubattino se consumó una estafa al Estado por 25 millones de pesos que aún sigue impune a pesar del tiempo transcurrido.

En el terreno de las relaciones personales, el amor y el sexo se mezclan, y, desde tiempos inmemoriales, eso nos desconcierta a todos, llevándonos a correr detrás de un placer todopoderoso que nunca es tal.

 

Los orígenes de las personas suelen marcarles la vida. Pensemos por ejemplo en el barrio de la infancia, la plaza, el parque, la escuela primaria y los compañeros, la familia, los vecinos… Si cierro los ojos puedo volver a imaginar unas cuantas escenas que me aportaron experiencias de las cuales hoy sigo aprendiendo, rostros que evocan alegrías y ternuras que continúan sosteniendo la existencia y haciendo luminosos los días.

La sociedad condenó a la joven Nahir bastante antes que la justicia, y la encontró culpable del aberrante crimen con todos los agravantes posibles. Lo que dispuso el Tribunal sólo le sirvió para confirmar su apurada condena y para archivar el hecho en el bibliorato de los casos resueltos y enterrarlo en el sótano del olvido. Pero...

Ya nadie discute que la ciencia y la tecnología traen a la sociedad moderna un montón de beneficios, incluso en el ámbito de la política, solo que en éste parece que los hombres, muchas veces, pretenden aferrarse al pasado, en la seguridad de sus costumbres.

En la cuna de Cesáreo, en la Capital Provincial de la Cultura, donde las Artes Visuales son una alternativa, donde el arte da pie a una cooperativa, donde abundan talleres porque creen que crear puede ser un oficio, parece que la participación es un quemo y merece desprecio. ¿O hay algo más?

En el país donde hay tantos economistas como personas, y donde cada uno esgrime su teoría, muchos olvidan las premisas básicas de la economía y concluyen en opciones que significan más de lo mismo, y no el final que otros tantos pretenden para nuestra triste realidad histórica.

“Que el árbol no te tape el bosque”, solemos decir. De este modo hacemos referencia a la necesidad de prestar atención a cada árbol en particular y a todos ellos en conjunto. Ponernos del lado de la vida del niño por nacer no nos exime de ocuparnos de los niños nacidos y sin nutrición adecuada para desarrollar sus capacidades.

El gobierno entrerriano, con la complicidad de los municipios, ahora inventó un Aula Virtual para luchar contra el consumo de droga que afecta a miles de gurises, demostrando así que sigue indiferente al flagelo que mata cualquier expectativa de futuro de nuestra sociedad.

Hay personas que se destacan desde pequeñas. Otras aparecen con alguna genialidad siendo ya adultos.

La realidad actual de la administración política de los territorios hoy deja mucho que desear, con diferentes tenores problemáticos que nos llevan a dudar de la instancia electoral.

Con ese ánimo quiero compartir estas reflexiones. Las discusiones de estos días acerca del aborto han sido muy intensas y, por momentos, se despertaron sentimientos de enojo o tristezas. Pero no te dejes vencer por el desaliento.

El desarrollo y la formación intelectual de una sociedad resultan de la incorporación de información y de su adopción según su cultura, pero, a pesar de esto, actualmente, sufrimos una profunda degradación de estos procesos que nos colocan en una situación más que complicada.

Luego de vivir todo este proceso democrático donde los legítimos representantes del pueblo debaten y resuelven sobre los intereses del mismo, me queda el sabor amargo de la insatisfacción por descubrir que todavía no estamos a la altura de la democracia.

Cada vez es más evidente que la ausencia del padre en la infancia tiene un impacto negativo en los gurises, una realidad que resultó de una política judicial que priorizó los intereses de las mamás respondiendo a las presiones de la corriente matriarcal feminista.

Página 5 de 81