En la noche de ayer martes, los concejales locales, en el marco de su trabajo en comisión, recibieron a representantes de Soychú, empresa interesada en que el Concejo Deliberante atienda sus reclamos sobre multas y normas ambientales.

De acuerdo a lo que se pudo saber desde el Concejo, los Dres. Marcia Piaggio y Sebastián Erro, en representación de la avícola local, por un lado, reclamaron sobre sendas actas labradas a la empresa por Medioambiente municipal por la emanación de olores nauseabundos, las cuales obran en poder del Juez de Faltas, y, por otro, solicitaron no promulgar una ordenanza que los obligaría a hacerse cargo de sus residuos industriales.

Respecto del primero se los temas, los abogados sostuvieron su reclamo argumentando que Medioambiente no tiene pruebas de que dichos olores que inundaron la ciudad cuando se labraron las actas tuvieran origen en algunas de las plantas de la empresa.

La pretensión de Soychú sería que, en base a esos argumentos, el Concejo Deliberante interceda ante el Juzgado de Faltas para que los expedientes no prosperen y sean archivados.

Respecto a la objeción a un proyecto de ordenanza del bloque Cambiemos, los letrados manifestaron que la interpretación que hacen los concejales afecta operativamente a la empresa local, la cual deberá hacerse cargo de sus residuos industriales.

Cabe destacar que dicho proyecto se encuentra en Comisión y que propone modificar la Ordenanza 2006 del año 1992, por la cual se adhiere a la Ley Provincial 6260, de 1978, que establecía que la Municipalidad se hacía cargo de disposición final de los barros de las peleteras.

La pretensión de Soychú al forzar una interpretación diferente es que no se modifique esta norma y que la comuna se haga cargo de la disposición final de 4 toneladas diarias de barros que la empresa descarta en el marco de un nuevo proceso de extracción de grasas.

También es válido destacar que está innovación, en empresas similares en la provincia, aprovecha estos mismos residuos para la generación de energía limpia.

Si bien el Concejo se comprometió a evaluar los planteos de la firma, trascendió que los mismos no properarían en ninguno de los dos bloques, ya que entenderían que no es competencia del cuerpo intervenir en cuestiones contravencionales ni adecuar la legislación local a la medida de las empresas, menos existiendo normas nacionales que apuntan a que las empresas generadoras de residuos deben hacerse cargo de sus residuos industriales destinándolos a empresas especializadas en el tema, como Soluciones Ambientales en la vecina Carbó.

Gualeguay21