Según lo manifestado ayer por su vocera al arrogarse la organización de la marcha, la integran la CGT, las dos CTA y los gremios que integran estas centrales, el Partido Justicialista y sus derivados, la APDH local, y la Liga de fútbol, entre otros.

Quienes escucharon esto, imaginaron una poderosa entidad, fruto de la unión de fuerzas "comprometidas con la sociedad", con una gran representación atrás, pero la realidad individual de las instituciones agrupadas deja mucho que desear en términos de representación.

Las CTAs, sostenidas por ATE, AGMER y otros gremios más chicos, no convocan más que a quienes viven del gremialismo, la CGT tiene cada vez menos intereses en política, y el PJ no logró, siquiera, un 8 por ciento de votantes en las últimas elecciones. Por otro lado, la APDH, la Liga y otros se desacreditan solos.

De acuerdo a esto, y más allá del rimbombante nombre, la Multisectorial no goza de la representación que infiere esa palabra, ya que los sectores que la integran fallan precisamente en eso.

Por otro lado, al decir que agrupa a entidades de segundo grado, como las centrales gremiales, la Multisectorial sería una institución de tercer grado acreditada como legítima sociedad civil por su personería jurídica, para la cual deberían contar con la expresa autorización en las actas de las propias centrales.

De no ser así, cada gremio local de cada una de las centrales debería estar debida y expresamente autorizado en las actas por sus propias instituciones, las cuáles deberían tener sus propias personerías jurídicas al día.

Ahora bien, si la Multisectorial tampoco tuviera esto, difícilmente pueda tener una personería jurídica que la acredite como sociedad civil, lo cual hace de ella una entidad de fantasía, sin ningún tipo de legitimidad formal.

Por lo tanto, abordadas su representación en la sociedad y su validez jurídica, la Multisectorial, salvo que acredite su legitimidad jurídica, su trascendencia nunca llegará más allá de las antojadisas confabulaciones de los dirigentes que dicen liderarla, como los Gallardos, los Galligos, los Borros, los Menescardis, etcéteras.

Norman Robson para Gualeguay21