Durante los dos días posteriores a la controvertida marcha por la salud, distintas voces repudiaron la vergonzosa actitud y se conoció el modesto contenido con que la concejal Marina Petroff pretendió apoyar la marcha.

La misiva que desnudó la furibunda intolerancia de quienes se apropiaron con alevosía de la marcha popular es la siguiente:

"La Unión Cívica Radical de Gualeguay adhiere al reclamo por mas y mejor salud publica en nuestro Hospital San Antonio, con la convicción de que un servicio de salud digno para la comunidad debe ser prioridad para cualquier gobierno. Exhortamos al Gobernador Bordet a tomar cartas inmediatas para solucionar estas demandas como responsable directo del estado de nuestro Hospital, resultado de mas de quince años de desidia y abandono por parte de los encargados de administrar salud en Entre Ríos pertenecientes a la misma linea política del Gobernador. Es hora de que se hagan responsables y le garanticen a Gualeguay la salud que merece".

Gualeguay21