En la última edición de la revista Análisis, un artículo informa sobre las acciones de una de las empresas que licitó y perdió la obra del acceso a Puerto Ruíz y complementarias, la cual acusa al Estado de irregularidades en la adjudicación, y exige que se le adjudique.

En este sentido, el artículo recuerda que se celebraron con bombos y platillos cada uno de los avances en la definición de la obra del acceso a Pueryo Ruíz, en la ciudad de Gualeguay, y que nada hizo pensar un problema como el que surgió ahora.

Todo comienza el 27 de septiembre pasado cuando se realizó la apertura de los sobres de la licitación de dicha obra, la cual incluye cloacas y calles internas de ese sector de la ciudad. Estas ofertas fueron se las empresas Salinas, Dos Arroyos y José Pitón.

Si bien el monto de la convocatoria fue de 112.8 millones de pesos, las propuestas más convenientes fueron las de Dos Arroyos, con algo más de 130 millones, y de Pitón, con una oferta del orden de los 170 millones.

En este contexto, el 8 de noviembre se firmó el decreto adjudicando la obra a Pitón, a pesar de la diferencia en favor de Dos Arroyos, y el 29 se firmó el contrato de obra.

Ahora bien, segun lo que ventiló Analisis esta semana, Dos Arroyos, un día antes de que Bordet firme el contrato, interpuso ante la Unidad Ejecutora Provincial, en Casa de Gobierno, una revocatoria de la adjudicación en su favor, denunciando serias y graves irregularidades.

Esa empresa funda su reclamo en que la Comisión Evaluadora desestimó la oferta de Dos Arroyos "por resultar su oferta económica no comparable por alterar las condiciones y términos del llamado en lo atinante a Gasto General, determinación del factor K y fundamentalmente al utilizar un plazo de obra distinto al establecido en pliegos".

Al respecto, en su planteo, Dos Arroyos recurre a una larga serie de tecnicismos para rebatir lo dispuesto por la Comisión Evaluadora, a la vez que destaca la diferencia de unos 33,6 millones en su favor.

De este modo, y aunque la obra ya haya comenzado a realizarse por la empresa José Pitón, la firma Dos Arroyos, que llegó a Gualeguay de la mano del sospechado ex intendente Luis Erro, sale a reclamar aspectos de su oferta que ya se sabían una vez abiertos los sobres.

Gualeguay21