En la tarde de ayer miércoles, el Gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, desarrolló una intensa agenda en Gualeguay con el objeto de mejorar la alicaída performance de sus candidatos. En contacto con los medios, solo insistió con el camino a Puerto Ruíz.

Alrededor de las 14 horas, Bordet llegó a Gualeguay y fue recibido por el intendente de Cambiemos, Federico Bogdan, en el flamante centro vecinal del barrio Defensa, denominado NIDO, construido con recursos del Gobierno Nacional de Mauricio Macri.

En esa oportunidad, el gobierno local a pleno rindió los honores correspondientes como mandatario provincial, mientras que Bordet respondió a esto insistiendo ante la prensa con que el camino a Puerto Ruíz era gestión suya y de Luis Erro, y que, debido a la inflación, tenía que conseguir más dinero.

Al respecto, Bordet dijo: "el camino a Puerto Ruiz es una promesa que hice en campaña la primera vez que visité Gualeguay, lo recorrimos con Luis Erro", y recordó que, "después de mucho andar y trajinar", ellos habían conseguido los 120 millones de pesos para poder hacer la obra.

Más tarde, el mandatario, quien al inicio de su gobierno degradó la Cultura de ministerio a secretaría, con la debida pérdida de presupuesto, se reunió en la Biblioteca Popular Carlos Mastronardi con las autoridades de esa institución y luego con las de la Sociedad de Escritores. Acompañaron a Bordet todos sus candidatos locales, incluido Erro, a quien se le había negado la entrada la semana anterior.

Demostrando su preocupación por el desarrollo cultural gualeyo, por el desempeño de estas instituciones, y, en especial, por cumplirse los cien años del natalicio del escritor Juan José Manauta, Bordet prometió a ambas instituciones sendas reparaciones edilicias, las cuales, de cumplirse, será después de las próximas elecciones.

Acto seguido, concurrió al Sindicato Luz y Fuerza, donde la prensa local llevaba más de una hora esperando. Cuando llegó, solo encontró un par de medios, a los cuales el Gobernador atendió junto a los principales candidatos.

Por último, el mandatario terminó su visita en la casa peronista, donde fue acompañado por algunas autoridades del partido y un público que no desbordó las instalaciones.

Por último, cabe señalar que la visita del gobernador y candidato a repetir en el cargo no mereció mayores adjetivos, sino que, por el contrario, no fue acompañada por el pueblo peronista, ni sus declaraciones resistieron notoriedad alguna.

Gualeguay21