Semanas atrás, el Concejo Deliberante local, a partir de una ordenanza elevada por el Ejecutivo en respuesta a una propuesta del Centro Económico Gualeguay, aprobó una reforma a los cargos y tasas municipales al consumo eléctrico que favorece a comerciantes y a usuarios de luz de menores recursos.

Cabe señalar que las facturas de electricidad en Gualeguay, tanto para residenciales como para comerciales, son afectadas por tres renglones tributarios: el Cargo Fijo Municipal, la Tasa Municipal, y la Contribución Municipal. Este último es un cargo de la propia empresa distribuidora, ENERSA, en concepto de toda tasa que deba abonar al municipio.

A partir del pedido del Centro Económico, desde la Secretaría de Hacienfa se elaboró una ordenanza en la que se reforman los dos renglones que ingresan a las arcas municipales: el Cargo Fijo, un monto exagerado, totalmente inequitativo e indiferente al consumo, y la Tasa Municipal, renglón porcentual que varía según el consumo, cuanto más se gasta, más se paga.

De este modo, la nueva medida elimina el Cargo Fijo para todos, residenciales y comerciales, y concentra todo en la Tasa Municipal. En el caso de los comerciales, además de esta reducción, se les conceden los próximos seis meses de gracia, y, a partir del 2020, será del 5 por ciento, mientras que la Tasa Municipal para residenciales pasará a ser de 16 por ciento para el año 2019.

Como resultado de esta medida, pagarán sensiblemente menos los usuarios que consumen menos de 800 kWh, mientras que se encarecerá para quienes consuman más que eso.

De una u otra manera, la reforma significa una quita importante en los cargos municipales al consumo eléctrico de los gualeyos, medida que se inserta en la política energética encarada por la gestión municipal, la cual se suma a la red led de luz blanca, que brinda mayor seguridad a menor costo.

Gualeguay21