A partir de una iniciativa legislativa del Senador por Gualeguay, Francisco Morchio, ingresó a la Cámara Alta provincial un proyecto de ley que, fundado en la necesidad de un equilibrio entre la sustentabilidad ambiental y las prácticas que la sostienen, apunta a proteger su nacimiento y desembocadura.

Un proyecto presentado la semana pasada en la Cámara de Senadores provincial, una iniciativa del Senador Morchio, propone declarar "zona de reserva para la pesca deportiva" al río Gualeguay, desde su nacimiento y 500 metros a la redonda, hasta su desembocadura y 500 metros a la redonda.

Al mismo tiempo, la propuesta del Senador gualeyo recomienda prohibir en esas zonas todo tipo de actividad pesquera, con excepción de la pesca deportiva, y, tal como lo contempla la excepción del artículo 6 de la ley Nº 4.892, la pesca que realicen los pobladores ribereños.

Por último, a los fines del cumplimiento de dicha ley, el proyecto contempla que la autoridad de aplicación podrá solicitar la colaboración de la Policía de Entre Ríos, de la Prefectura Naval Argentina, de los municipios aledaños, de las entidades deportivas de pesca y de otras organizaciones e instituciones comprometidas con el objetivo enunciado.

A la hora de los fundamentos, el legislador de Gualeguay recordó que los ríos distinguen a nuestra provincia de una manera muy particular, como parte de la vida de los entrerrianos, y que, por ello, siempre fueron motivo de atención para la sociedad y para sus gobiernos, a la vez que se refirió a proyectos que en el pasado estuvieron orientados a preservar la fauna y flora acuática de nuestros ríos.

Del mismo modo, Morchio señaló la necesidad de proteger ese recurso natural a través de un control de las actividades que se realizan en él, y de preservar el ambiente realizando un equilibrado uso del mismo, pero sin descuidar la importancia del recurso para las poblaciones costeras, tal como lo considera la ley de pesca vigente estableciendo que las mismas podrán ejercer la pesca, sin necesidad de obtener un permiso, siempre y cuando realicen dicha actividad “con el único y exclusivo fin de su alimentación y su familia”.

Por otro lado, el Senador también justificó la propuesta a partir del rol económico que ha adquirido la pesca deportiva como producto turístico de gran demanda en Entre Ríos, una actividad en franco crecimiento que acompaña el desarrollo de la provincia, generando una gran cantidad de puestos de trabajo.

Finalmente, respecto de la autoridad de aplicación de la norma en cuestión, Morchio consideró que es el Poder Ejecutivo quien debe ejecutar todo lo previsto, pero que también es necesario el compromiso de todos los ciudadanos, individualmente o a través de la sociedad civil, para cumplir con su objetivo.

Gualeguay21