Desde la hora 0 del pasado sábado, rigen nuestras vidas nuevas medidas dispuestas por el Decreto de Necesidad y Urgencia 381, promulgado por la Nación, que  prorrogó el 281, al cual se adhirieron la Provincia, con el Decreto provincial 1417, y Gualeguay, de palabra. A partir de un análisis puntual de las medidas de cada uno, se detectan informalidades e incoherencias que confunden el desarrollo normal de las actividades.

Si bien el DNU presidencial de referencia es de orden público, y solo puede ser ampliado su alcance a través de decretos, las disposiciones adoptadas por la Provincia y Gualeguay son dispares, exponiendo no solo la desprolijidad de una y otra, sino, también, promoviendo la confusión entre la comunidad. A pesar de que Gualeguay amplió lo dispuesto por la Nación, no se promulgó decreto alguno que las respalde.

Un análisis detallado de cada restricción en cuanto a lo dispuesto por la Nación, la Provincia y Gualeguay desnuda sensibles diferencias que ponen en tela de juicio la coherencia de las distintas medidas, con las cuales convivieron hasta el 25 de junio próximo.

Restricciones a la circulación

A nivel nacional, se restringió la circulación desde la hora 0 hasta la hora 6, al igual que lo hizo provincia, e imitó Gualeguay. Por otro lado, si bien el DNU nacional no dispuso nada en cuanto a espacios públicos, y la provincia solo restringió la permanencia pero no la circulación por los mismos, Gualeguay dispuso el cierre de sus espacios públicos.

Restricciones al comercio

Si bien la Nación y la Provincia no dispusieron restricciones de ningún tipo para el comercio, Gualeguay limitó su apertura con un horario de 6 a 20 horas para los comercios en general, y hasta la hora 0 para los comercios de proximidad.

No se conocen argumentos que justifiquen las diferencias.

Restricciones a la gastronomía

La Nación dispuso, y la Provincia y Gualeguay acataron, un horario de apertura de la gastronomía de 6 a 23 horas, con un aforo del 30 porciento.

Restricciones al deporte

Mientras que la Nación solo requiere un aforo del 30 porciento, al igual que lo hace con otras actividades, y solo prohibió la práctica recreativa de cualquier deporte en lugares cerrados donde participen más de 10 personas, la Provincia permitió el entrenamiento y práctica deportiva en clubes y espacios afines con un tope máximo de 15 personas en espacios cerrados y de 30 en espacios abiertos, sin límites horarios, pero Gualeguay habilitó, solo de 6 a 20 horas, los gimnasios, con un aforo del 30 porciento, y las actividades deportivas, hasta 10 personas, al aire libre.

No se conocen argumentos que justifiquen las diferencias.

Restricciones culturales

Al igual que con las prácticas deportivas y otras actividades, la Nación solo exige un aforo del 30 porciento, y la Provincia requiere máximos de 15 personas en espacios cerrados y de 30 en espacios abiertos para talleres artísticos y academias, y un 30 por ciento de aforo para cines, teatros, centros culturales y otros, sin horarios, pero Gualeguay impone un horario de 6 a 20 horas, hasta 10 personas o hasta completar el 30 porciento del aforo, y, en talleres e institutos, solo hasta 15 personas.

No se conocen los argumentos que justifiquen las diferencias.

Restricciones religiosas

Mientras la Nación solo exige el aforo del 30 porciento, y la Provincia permite las celebraciones religiosas de 6 a 21 horas, con el mismo aforo, Gualeguay las habilita de 6 a 20 horas, y solo con un máximo de 15 personas.

Restricciones a la sociedad

Mientras la Nación suspendió las reuniones sociales en espacios públicos al aire libre de más de 10 personas, la Provincia y Gualeguay prohibieron las reuniones sociales y familiares en domicilios particulares.

Restricciones al esparcimiento

La Nación dispuso, y la Provincia y Gualeguay acataron, el cierre de casinos, salas de juego, peloteros, salones de fiesta y ferias.

Restricciones a la educación

Así como la Provincia dispuso la asistencia presencial a clases, Gualeguay habilitó los jardines municipales y privados sin aforo.

Gualeguay21