Imprimir

En la tarde de ayer martes, los integrantes de la Mesa de Enlace de Entre Ríos fueron recibidos en la Casa Gris para avanzar en el tratamiento de diversos temas relacionados al mundo rural, donde asomaron como ejes el estado de los caminos, la labor de Vialidad, y el aumento del impuesto inmobiliario rural. 

Participaron del encuentro el Ministro de Producción, Turismo y Desarrollo Económico, Juan José Bahillo; la secretaria de Energía, Silvina Guerra; el responsable de Agricultura y Ganadería, Lucio Amavet; el titular de Ambiente, Martín Barbieri; la Directora provincial de Vialidad, Alicia Benítez de Feltes; José Ignacio Colombatto y Nicasio Tito, por FARER; Elvio Guía y Alfredo Bel, por FAA; Walter Feldkamp y Juan Diego Etchevehere, por SRA; y Daniel KIndebaluc y Gonzalo Álvarez Maldonado, por FEDECO.

Caba recordar que en los primeros meses de gestión del actual gobierno provincial se realizaron un par de reuniones similares, pero el comienzo de la cuarentena reformuló muchas cuestiones y prioridades, entre ellas este tipo de encuentros.

No obstante, y siguiendo un protocolo sanitario acorde a las circunstancias, ayer se retomó el diálogo presencial, en el cual la Mesa de Enlace trasladó su preocupación por el aumento de la presión tributaria y sus consecuencias para el productor, a la vez que planteó la propuesta de abrir una moratoria en las mismas condiciones que lo hizo Santa Fe, para asistir de ese modo al productor que no tiene financiación y no ha podido ponerse al día con el pago de sus obligaciones.

Además, se conversó respecto a la importancia y urgencia de contar con una ley de fitosanitarios y actividades en el marco de la Mesa de Buenas Prácticas Agrícolas, el valor de la electrificación rural, la imprescindible línea crediticia para el sector productivo, las posibilidades extra bancarias, un Plan Ganadero Provincial, y el proyecto de ley sobre ordenamiento territorial, entre otras cuestiones.

Respecto del papel de Vialidad, los representantes de los productores llevaron el reclamo del sector y exigieron poner en marcha nuevos mecanismos de acción, ya que "el actual no presenta mejoras y no existen datos objetivos que hagan suponer que va a existir un cambio radical".

Por su parte, desde el Gobierno reconocieron las deficiencias, y se acordó trabajar en reuniones mensuales con delegados de las entidades para avanzar en el diagrama de obras, elaborar un proyecto integral superador que emule los ejemplos exitosos como el cordobés o el correntino para algunas zonas.

A su vez, el aumento del impuesto inmobiliario también fue unos de los temas abordados: "pusimos sobre la mesa el malestar de los productores, pero no basado en el porcentaje de aumento que tendría correlato con los incrementos del nivel de vida y de los insumos. El enojo del hombre de campo está fundado en la casi nula contraprestación del Estado. El productor interpreta que siempre paga, pero nada vuelve en obras y servicios", explicaron.

Respecto de los pedidos relacionados a la energía, desde el gobierno contaron que se pondrán en marcha cuatro licitaciones para el desarrollo energético de las zonas rurales; se desarrollaron las metodologías que se plantean desde el Estado para el acceso a distintas posibilidades de crédito para el sector productivo; las características del Plan Ganadero Entrerriano; entre otros temas.

Por último, desde la Mesa de Enlace rescataron "el diálogo y el hecho de que fuera una reunión de agenda abierta, a la vez que se pudo avanzar en varios temas que les preocupan a los productores entrerrianos", finalizaron.

Gualeguay21