La rotura intencional de un silobolsa repleto de granos de soja en un campo del departamento Gualeguaychú fue la gota que rebalsó el vaso de los ruralistas entrerrianos, quienes señalaron que son muchos los atentados sufridos sin fines de robo, respondiendo al discurso del Gobierno Nacional en contra de los productores. 

Desde la Sociedad Rural Gualeguaychú, y desde FARER, a través de un comunicado, expresaron su más enérgico repudio y solicitaron un rápido esclarecimiento de este acto delictivo.

"Lamentablemente, este hecho de vandalismo se inscribe en los múltiples ataques de similares características que han sufrido en los últimos meses productores agropecuarios de Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires, entre otras provincias", sostienen.

Los ruralistas entienden que, sin dudas, este ataque cobarde, con la sola intención de dañar -ya que no existió robo-, es la consecuencia de un discurso que viene bajando hace años desde un sector político que ve al campo como un enemigo.

Asimismo, advierten que, en ese sentido, han observado, reiteradamente, como se encasilla al productor como un especulador, un egoísta y tantas mentiras más, olvidando por completo que en un país donde la imprevisión y la inflación dominan la escena, el acopio de cereal es usado para ir cumpliendo con las obligaciones, pagar la próxima campaña, e ir subsistiendo.

De acuerdo a lo manifestado, no les cabe duda alguna de que esta actitud vandálica y dañina tiene raíz en esos relatos estigmatizantes y carentes de realismo que han intentado dividir a la sociedad argentina en relación a la actividad agropecuaria con el sólo fin de sacar un espurio provecho político sin importar las consecuencias.

Por último, señalan que parte de esas consecuencias las han vivido hoy, por lo que condenan profundamente estos atentados contra la propiedad privada, casualmente cuando ésta ha sido amenazada recientemente con intentos de expropiación que son de público conocimiento.

Gualeguay21