Esos hombres y mujeres que con su desinteresado arrojo y sacrificio reemplazan al Estado en sus deberes de seguridad y emergencia, siempre fueron ignorados por éste en cuanto a sus derechos básicos. Hoy, una ley, que dice querer llegarles con soluciones, en realidad, pretende quitarles el derecho a una jubilación digna y a una cobertura médica familiar, establecidos y nunca cumplidos a partir de una ley de 1987.

Históricamente, las instituciones intermedias debieron reemplazar las enormes ausencias del Estado. A cambio, éste siempre las ignoró, cuando no las despreció. El ejemplo de los bomberos voluntarios entrerrianos demuestra ésto en toda su dimensión. Tal es así que llevan años bregando por una ley que los atienda en todos sus derechos.

Hoy, los legítimos representantes del pueblo, los legisladores, se encuentran estudiando un proyecto de ley que apunta a reformar la ley 8.105 de 1987, una norma de vital importancia para quienes sostienen, con su voluntad, y no con dietas, el sistema de seguridad y emergencia en nuestra provincia. A pesar de que esta norma resultó ejemplar para otras provincias del país, el Estado entrerriano la ha ignorado desde su sanción en dos importantes aspectos: una jubilación digna y una cobertura médica familiar.

Esta nueva ley que algunos diputados quieren aprobar, imponiendo en bloque por mayoría, busca modificar la ley 8.105, la cual establece en su art. 23 que las Asociaciones de Bomberos podrán celebrar convenios con el Poder Ejecutivo para que los miembros del Cuerpo Activo sean incorporados al sistema previsional, y en su art. 24 que los cuerpos activos y sus familias tendrán derecho a afiliarse al IOSPER, aportes que serán abonados por el Gobierno Provincial.

A pesar de los infinitos reclamos, el Estado provincial nunca accedió a cumplir con esto, y, ahora, con este proyecto, el Gobierno pretende derogar esos artículos y que la cobertura social sea una suerte de seguro parcial y ocasional, y que la jubilación, directamente, sea descartada.

Si bien este proyecto cuenta con la simpatía de parte de la corporación provicial, mañana se reúnen con la Ministra de Gobierno Rosario Romero las instituciones que no están de acuerdo con este nuevo proyecto, entre éstas las de Gualeguay, Ceibas, Nogoyá, Basavilbaso y Paraná.

Los bomberos son importantísimos para toda la sociedad en general, y en particular para cada comunidad, lo son salvando vidas y bienes, y lo son ahorrándole una millonaria suma de dinero al Estado, dinero en sueldos que no paga, en combustible que no compra y en equipamiento que no provee, a pesar de que brindar seguridad y atender emergencias son deberes constitucionales. 

Hoy, son nuestros bomberos los que nos necesitan, para rescatarlos de la indiferencia del poder político y protegerlos de los atropellos del Estado. Hoy, desde cada lugar, sumemos nuestro apoyo.

Norman Robson para Gualeguay21