Imprimir

En un trabajo técnico que apunta a medir el acceso de los entrerrianos al desarrollo social, económico y político, la fundación Hacemos aprecia la preocupación que existe sobre el desempleo, a la vez que expone preocupantes índices y expone la necesidad de conocer cabalmente la realidad para gobernar sabiamente.

A partir de un informe técnico elaborado y publicado por la fundación Hacemos, con el soporte técnico de la Universidad Católica de Córdoba, del ICDA, del ICES y de la Fundación Konrad Adenauer, se puede apreciar un primer panorama sobre la situación general de la provincia de Entre Ríos, tanto en su intimidad como en el concierto nacional.

En diálogo con Mariale Viola, presidenta de la entidad, se pudo saber que se trata de un punto de partida para saber donde está parada la provincia, a partir del cual ya están trabajando para poder profundizar sobre los distintos aspectos que hacen a la realidad entrerriana. "Hay que gobernar con la evidencia", afirmó la dirigente, señalando la imperiosa necesidad de tener información completa y veraz para poder saber lo que hay que hacer.

En su afán de promover transformaciones, esta ONG expone, a través de este trabajo, una encuesta sobre las expectativas de los entrerrianos, interesantes cuadros y la ubicación de la provincia según un Índice de Desarrollo de la Gestión.

En este informe, la encuesta, realizada sobre un universo de 1500 casos, y consultando sobre cuáles son los problemas de la provincia de Entre Ríos, develó que la principal preocupación es la desocupación, seguida de lejos por la salud y la corrupción, y, muchos más lejos, la educación, la economía y la seguridad.

Del mismo modo, el relevamiento expone que, entre las expresiones de los encuestados, impera la sensación de incertidumbre, en especial en cuestiones económicas y de salud, mientras que, sobre una apreciación de la provincia, prevalecieron los conceptos de abandono y de ausencia de proyecto político.

Por otro lado, el informe desplegó cuadros que apuntan a ir armando una radiografía de la provincia, donde se aprecia que la contracción económica ya lleva 5 semestres, se puede ver como evolucionó la demanda laboral por calificación, y se puede ponderar el impacto de la pandemia en los diferentes rubros.

Por último, el trabajo despliega en detalle el Índice de Desarrollo de la Gestión, una moderna herramienta técnica que evalúa los territorios según 8 componentes. Estos son Capital Físico, Actividad Económica, Capital Humano, Capital Social, Dinámica Fiscal, Calidad Institucional, Transparencia y Participación.

Estos componentes sintetizan el acceso de los habitantes al desarrollo social, económico y político, midiendo cuan al alcance de los individuos están los servicios públicos, la vivienda, el empleo, la inversión, la educación, la salud, la seguridad, la democracia, la participación, la justicia, la información pública, etcétera.

En este caso, el informe muestra como califica Entre Ríos en cada uno de estos aspectos, los compara con sus estados pares de la Región Centro, y ofrece una visión sobre cual es la calidad de vida de los entrerrianos en comparación con aquellos de otros distritos.

Descargar informe

Norman Robson para Gualeguay21