El mundo moderno ya reconoce la situación económica global generada a partir de la pandemia, en la cual son, o serán, protagonistas la resiliencia de las cadenas de valor y la recuperación productiva, conocida como reshoring. Si bien nuestra política aun está lejos de pensar en esto, el replanteo de los modelos regionales es casi una obligación para la clase dirigente. En este marco, el abordaje de temas estratégicos como la navegabilidad de los ríos y la infraestructura ferroviaria es primordial.

En este sentido, el Foro de Políticas Públicas de Entre Ríos parece haber recogido el guante al poner esas cuestiones sobre la mesa política provincial, y liderar un proceso en el cual se impongan determinadas políticas públicas en la agenda de los gobiernos. La provincia no será ajena a todo esto, sino que rstará uno entre las provincias protagonistas, y en esto tendrán mucho que ver el aprovechamiento de sus cursos de agua y la recuperación de su entramado ferroviario.

Hoy el mundo está en crisis y, con éste, sus cadenas de valor, dando a luz un escenario competitivo diferente, donde todo los modelos económicos, tarde o temprano, deberán replantearse su productividad. La Argentina no será la excepción, sino que podrá distinguirse de otras naciones por algunas varias ventajas competitivas, principalmente ligadas a nuestros recursos naturales, materias primas (commodities) que deberán convertirse en productos. Este proceso es el verdadero desafío que enfrenta el país, un reto que no distingue colores políticos, pero si capacidad política.

La crisis sanitaria provocada por esta pandemia ha impactado fuerte tanto en las economías regionales como en las grandes cadenas de valor, y ha impuesto, como respuesta, estrategias de resiliencia para la recuperación de la soberanía productiva. En la mayoría de los modelos, se trata de replantear las matrices de producción y las cadenas de valor, de modo de recuperar la productividad perdida, y, así, recuperar la soberanía productiva. 

Frente a este escenario, el Foro de Políticas Públicas de Entre Ríos le preguntó al Gobernador Gustavo Bordet qué posición había adoptado dentro del Consejo Federal de la Hidrovía sobre la nueva licitación del dragado y balizamiento de la Vía Troncal de Navegación Paraná Paraguay.

La intención  del Foro sería, más allá de la respuesta que dé el gobierno, instalar el debate sobre este tema, el cual traería aparejado planteos como la recuperación de la navegación fluvial para el comercio interno, la vinculación directa del sistema fluvial con la estructura de puertos marítimos argentinos, la reconstrucción de una marina mercante y una flota fluvial nacionales, la reactivación de la industria naval, y la elaboración e implementación de nuevas estrategias en todas las economías regionales y en todas las cadenas de valor.

Si bien hablar de políticas públicas en Entre Ríos puede parecer, por lo menos, ilusorio, especialmente si uno revisa la agenda política de las últimas décadas, la presión que ejerce el nuevo orden postcovid así lo amerita. En esa escena, los sindicatos del transporte, socios del poder político, no permanecerán pasivos, saldrán a defender sus conquistas, y enfrentarán cualquier pretensión de desarrollo y progreso que no los favorezca.

Indiferentes a todo eso, desde el Foro le recordaron a Bordet que la provincia posee tres puertos de ultramar que apenas se han aprovechado en la logística tanto interna como externa, en gran medida por la falta de equipamiento y de canales de acceso que les impiden ser competitivos, al igual que también le recordaron el entramado ferroviario que supo acompañar a estos puertos, el cual hoy es necesario rescatar y reconstruir, de forma de tener costos logísticos que mejoren la productividad, a la vez que destacó que con todo esto se pueden reducir sensiblemente el impacto ambiental de estas operaciones.

Por otro lado, el Foro compartió las ventajas del proyecto de un puerto de ultramar en la confluencia del río Paraná Guazú con el río Uruguay, elaborado por el Ingeniero Daniel Weber, aprovechando los atributos naturales de esos cursos de agua de acuerdo a la infraestructura existente, y la ubicación estratégica del sur entrerriano en el concierto comercial del Mercosur.

De este modo, si la clase dirigente entrerriana capta la trascendencia del momento que atraviesa el mundo, y el desafío que eso representa para los entrerrianos, esta iniciativa del Foro de Políticas Públicas de Entre Ríos puede significar el punto de partida del proyecto de una nueva Entre Ríos.

Norman Robson para Gualeguay21