Ya con el diario del lunes se acaban los relatos y la realidad queda en negro sobre blanco. Parece que la Argentina tiene en claro el modelo de país que no quiere, a la vez que, el que quiere, se identifica más con Juntos que con Todos. Esto quedó más a la vista en Entre Ríos, y mucho más en Gualeguay, donde Juntos por Entre Ríos, de la mano de Rogelio Frigerio, y con una muy buena elección de Pedro Galimberti, se llevó puesto al Frente de Todos de Enrique Cresto en casi toda la provincia. Paola Rubattino, nuevamente, mariscal de la derrota peronista gualeya.

A nivel nacional, el Frente de Todos fue derrotado masivamente en todo el país, al punto de que quedó comprometida su histórica supremacía en las cámaras legislativas. De repetirse esta elección en noviembre, la Vicepresidente, Cristina Fernández de Kirchner, precisaría de la oposición para tener quorum, algo que no fue necesario en los últimos 20 años. 

Del mismo modo, a nivel provincial, Juntos por Entre Ríos se alzó con casi el 52 porciento de los votos, contra menos del 30 porciento del Frente de Todos. Si bien se sabía que Frigerio sería el gran tractor del otrora Cambiemos, y cumplió, la sorpresa la dio Galimberti, cuya lista cosechó más del 31 porciento de lo colectado por JxER, un resultado que casi deja afuera a la precandidata gualeya, Marcela Ántola. Por afuera de esta contienda, la paranaense Lucía Varisco obtuvo menos del 4 porciento.

Según lo informado desde la cabecera provincial de Juntos por Entre Ríos, los guarismos obtenidos en estas primarias propiciarían una lista para noviembre con Frigerio a la cabeza, secundado por Ántola, y con Galimberti reemplazando a Atilio Benedetti. Si la lista de Galimberti hubiese obtenido más del 32 o 33 porciento, el segundo lugar habría sido ocupado por , en reemplazo de Ántola, y Benedetti habría conservado su tercer lugar, dejando a Galimberti afuera.

Por último, en Gualeguay, tal cual lo esperado, la victoria de la propuesta de Frigerio fue contundente, sobrepasando el 58 porciento de los votos, ante una tibia campaña del FdT, que no llego al 24 porciento. Acá también fue importante lo cosechado por la lista de Galimberti, quien sumó más de 3 mil votos a la interna. Es de destacar que la Diputada Provincial, Paola Rubattino, se había hecho cargo de la campaña desde la Casa Justicialista, y es señalada como la responsable exclusiva de esta derrota, obteniendo un récord histórico: el FdT no ganó en ninguna mesa de esta ciudad.

De este modo, los resultados de estas PASO determinan una campaña más que complicada para el oficialismo nacional y provincial, ya que no solo que la ciudadanía se manifestó en contra del modelo de país que propone, e impone, el kirchnerismo, sino que compromete su hegemonía en el Congreso de la Nación, el cual dejaría de ser la escribanía del kirchnerismo. De este modo, las elecciones 2021 significarían un éxito para la oposición, ya que lograrían neutralizar el proyecto populista del oficialismo.

Gualeguay21