Imprimir

Un estudio sobre el impacto económico que sufrieron las actividades productivas entrerrianas durante 2021 concluye que las medidas distorsivas impuestas por el Gobierno Nacional le quitaron a la economía provincial más de U$S 1.258 millones, lo que significa unos mil dólares por habitante de Entre Ríos. Esto resulta de evaluar los costos que sufren los distintos productos por el desdoblamiento cambiario, por los derechos de exportación, por la administración de la oferta exportable y por la creación de diversos fideicomisos. Estos aspectos impiden que las producciones locales puedan competir en igualdad de condiciones con el resto del mundo.

A partir de un nuevo informe realizado por la Comisión de Impuestos del distrito Entre Ríos de la Sociedad Rural Argentina (SRA), esta entidad ruralista entrerriana expuso el impacto económico perjudicial que tuvieron en sus actividades productivas, durante 2021, las medidas distorsivas llevadas adelante por el Ejecutivo Nacional, a la vez que pidió con urgencia que, junto al cambio del Ministro de Economía Nacional, se realice una rectificación del rumbo económico que mire en forma positiva hacia el campo, la producción y el interior del país. 

De este trabajo se desprende que, del total de exportaciones agrícolas entrerrianas, el cual totalizó unos 2.072 millones de dólares durante 2021, sus productores le transfirieron de más al fisco central 816 millones de la moneda americana en concepto de brecha cambiaría y 441 millones de dólares por derechos de exportación no avalados por el Congreso Nacional. De este modo, y según ese informe, las medidas distorsivas aplicadas desde la Nación le sustrajeron a la economía productiva de la provincia de Entre Ríos unos 1.258 millones de dólares, lo que significó, en promedio, unos 78 millones por departamento, y unos mil por habitante.

A modo de ejemplo de esas quitas abusivas que la Nación le impone a las economías provinciales, este informe explica cómo un productor de soja entrerriano percibe el 29 porciento de su precio real internacional, y uno de maíz el 38 porciento, saldos con los que los productores deben hacer frente a sus costos de producción y a los riesgos propios de la actividad agrícola. 

Al respecto, el impulsor de este trabajo, Eduardo Choren, expresó que el mencionado estudio "deja a la vista la distorsión generada por el desdoblamiento del tipo de cambio y sus efectos nocivos para el conjunto de la actividad productiva argentina. Esta deformación económica, afecta no solo a la sustentabilidad del campo, sino también su patrimonio y capacidad de reinversión". 

Por último, el Director de la SRA por Entre Ríos, Juan Diego Etchevehere, subrayó que el presente documento técnico pretende "reflejar las condiciones fuertemente desfavorables sobre las cuales debe producir un productor entrerriano con respecto a otro ubicado del otro lado del río Uruguay o en cualquier lugar del mundo. También como las políticas nacionales actuales llevan a un empobrecimiento sistemático de las provincias, sus sistemas productivos y de los ciudadanos en general. Por ello, desde Entre Ríos solicitamos con urgencia que junto al cambio de Ministro de Economía Nacional el Gobierno re defina el rumbo de la política económica actual en beneficio de un país federal y del conjunto de los argentinos".

Gualeguay21