Desde el 24 de febrero de 2022, el mundo ingresó a una nueva fase de zozobra para la paz mundial, y para la libertad, y la humanidad se enfrenta a un dilema cuyos alcances son imposibles de prever en su desarrollo o en su solución geopolítica. El expansionismo parece haber retrotraído a la humanidad a tiempos que deberíamos haber superado. Estamos de regreso en un mundo donde la voluntad autocrática de algunos gobiernos induce a un conflicto global.

Era un día como hoy de 2002, y los coletazos del 2001 seguían sacudiendo al país. La Argentina estaba tan incendiada como hoy. En Avellaneda, al sur de la ciudad porteña, se juntaban distintas organizaciones sociales para marchar a la Plaza de Mayo. Unas cuadras antes de subir al puente Pueyrredón, un grupo policial al mando de un comisario enfrentó a los manifestantes con balas de goma y plomo. El saldo de esa represión fue de 30 heridos y dos muertos, abatidos a sangre fría por dos policías. Maximiliano Kosteki, de 22 años, y Darío Santillán, de 21 años, murieron de balazos en la espalda. Las fotos de dos cronistas testigos del hecho valieron para hacer justicia y torcer la historia.

Muchos creen que se trata de una elección ideológica, que cada uno puede creer que el Estado debe hacer o no esto o aquello, y, de ese modo, aprovechan para hacer lo que quieren. No es así, o, por lo menos, no debe ser así. En realidad, el Estado tiene roles que no están sujetos a ideología alguna. La Humanidad, en su afán de vivir y crecer en paz, creó la figura del Estado  para que, desde allí, los gobiernos gobernaran ordenando su convivencia, administrando los recursos comunes, compartidos por todos, y propiciando su desarrollo adecuando para ello todo lo común. Pero, con el tiempo, los gobiernos pervirtieron el Estado manipulándolo de acuerdo a sus propios intereses 

El pasado fin de semana, un turista que llegó a Entre Ríos desde Buenos Aires, se sintió estafado por lo que le cobraron al echar combustible. Como cliente de Shell, eligió una de estas estaciones para cargar Diésel V-Power. A la hora de pagar, se sorprendió: le cobraron 170 pesos el litro, cuando en cualquier Shell de CABA la estaba pagando 140 pesos. Peor fue cuando vio que, a pocas cuadras, una YPF la ofrecia la Infinia Diésel al precio que él estaba acostumbrado. Lo que nunca supo ese turista es que la YPF ya no tenía. Esta situación de precios y disponibilidades solo ocurre en el interior del país. ¿Cuánto de mercado y cuánto de política hay en todo este asunto?

En un trabajo del CIPPEC, sus autores, Rafael Rofman y Carola Della Paolera, abordan las cifras que publicó el INDEC sobre la pobreza en el país, las cuales muestran una mejora que es, principalmente, eco de la fuerte recuperación de la actividad, pero advierten que aún no se alcanzaron los niveles de pobreza previos a la pandemia y que estamos lejos de haber resuelto los problemas estructurales para reducir su incidencia de forma sostenida. En su análisis, los autores intentan responder si es posible pensar en reducir sostenidamente la pobreza en el escenario actual.

Los usuarios argentinos de Facebook, mayores de 16 años, encontrarán en su perfil de la red social un "botón" para acceder a todos los datos clave a tener en cuenta antes y después de pasar por las urnas, gracias a una iniciativa del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), en alianza con la Cámara Nacional Electoral (CNE), dada a conocer como Voto Informado.

Un grupo de ciudadanos se autoconvocó para evitar que lleguemos, como sociedad, a institucionalizar la corrupción como modelo de gestión de los asuntos públicos, y para preservar nuestra Constitución, y nuestra institucionalidad democrática y republicana. "Hoy estamos ante el gobierno de una, y más de una, personalidad psicópata, manipuladora, perversa y cínica. El comportamiento individual de estas personalidades, y el resultado de esta crisis, es difícil de prever. El gobierno actúa con absoluta incapacidad para asimilar un resultado adverso. Reaccionan como el chico caprichoso que se enoja y se lleva la pelota para que nadie juegue", proponen desde un comunicado.

Un par de semanas atrás, se conoció públicamente un proyecto del oficialismo que busca remover a los profesionales agropecuarios de la conducción ejecutiva del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria y reemplazarlos por funcionarios, lo cual significaría la clara politización de la entidad técnica, no solo de valor estratégico para el sector agropecuario, sino de una excelencia y confianza reconocida internacionalmente. Esta acción, sin lugar a dudas encuadrada dentro del enfrentamiento del gobierno con el campo, desató la reacción de distintas entidades del país.

Por fin se han puesto de acuerdo. Los dos coinciden en que, en estas próximas elecciones, se trata de dos modelos de país en pugna, y, sin lugar a dudas, eso es totalmente cierto. El tema es que, para cada uno, su modelo es el paraíso, y seguro así lo sea, pero para ellos, no para todos. Entonces, la cuestión, el desafío, es saber cómo es cada modelo, qué tiene de bueno, o de malo, y qué de peligroso, para quienes no somos parte de ese negocio llamado política, y cuáles son los peligros de cada uno.

Si bien la Mesa de Enlace decidió continuar con el cese de comercialización de hacienda hasta el miércoles 2 de junio, y la Sociedad Rural Gualeguay acompaña esa medida, la entidad gualeya adoptó una posición más cauta, en consideración por la situación de los pequeños productores, a la vez que denunció un acuerdo espurio entre el Gobierno Nacional y el consorcio de grandes exportadores, por el cual el primero recibe cortes baratos y el segundo ventajas competitivas por sobre los exportadores chicos.

En la tarde de ayer jueves, el Presidente Alberto Fernández anunció una serie de medidas a aplicarse en aquellos lugares clasificados como de alto riesgo epidemiológico sanitario y en alarma epidemiológica y sanitaria, entre las que se encuentra la ciudad de Gualeguay. Las medidas. La Provincia acompañará las medidas.

Lamentablemente, la política tiñe todo y nos hace perder de vista lo importante, lo trascendente. Ni hablar a la hora de comparar y valorar gestiones de gobierno. En este terreno, la administración que lleva adelante Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es un ejemplo exitoso que nos demuestra que es posible administrar con eficiencia y sin corrupción la cosa pública, y que, por ello, debería ser tenido en cuenta a lo largo y a lo ancho del país. Frente a esto, las comparaciones son inevitables, ya que desnudan realidades incómodas.

Para el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento, CIPPEC, el regreso a clases en la Argentina, lejos de ser un recorrido lineal, está marcado por intermitencias y adaptaciones a las estrategias, ya que la pandemia impone como nunca la necesidad de generar respuestas que se adecúen a la realidad de cada territorio y comunidad educativa.

El Sindicato de Empleados de Comercio, el más grande del país, y las tres cámaras empresarias de la actividad mercantil acordaron un aumento salarial de 5 mil pesos mensuales en forma retroactiva desde el 1 de septiembre a marzo de 2021. Es decir, serán siete cuotas extraordinarias que se abonarán de manera no remunerativa. En paralelo, se pactó elevar el salario básico de convenio de 35.790 pesos a 50687 pesos, con presentismo incluido.

En la mañana de hoy viernes, el Gobierno Nacional anunció la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 11 de octubre, a la vez que advirtió que "la pandemia no permite descuidos", sobre todo en un momento en que "la ciudadanía comienza a relajarse" a pesar de que los casos de coronavirus siguen creciendo en América.

Ante la crisis social y económica profundizada por la pandemia, la cual empeoró aún más la vulneración de derechos que experimentan niñas, niños y adolescentes de nuestro país, donde más del 60 por ciento se encuentran en situación de pobreza, CIPPEC desarrolló un proyecto que apunta a alcanzar a los casi 1.2 millones que no reciben ayuda económica del Estado.

Hoy todos hablan de Vicentín, pero olvidan que la historia argentina da fe de docenas de intervenciones de gobiernos, mayoritariamente dictaduras, en los negocios privados. Lo cierto es que siempre hubo buenas razones para hacerlo, así como la mayor parte de las veces traicionaron esas razones. Revisemos algo de todo esto.

El Gobierno estableció una serie de medidas de asistencia para empleadores y trabajadores de pymes, además del sector autónomo, en el marco del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), en un paquete que incluye la reducción de aportes patronales y una asignación salarial aportada por el Estado, entre otros puntos.

Página 1 de 10