El director del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina, Agustín Salvia, advirtió sobre un semestre “difícil” que "profundizará" la pobreza e indigencia, y sostuvo que “va a ser difícil que los sectores bajos puedan sostener la crisis”.

Tras el informe realizado por el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina en colaboración con la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, donde se indicó que 54.2% de los chicos es pobre y que el 37,7% recibe de forma diaria alimentos de los diferentes comedores, se profundiza las consecuencias de la crisis que atraviesa el país. En ese marco, desde la casa de altos estudios pronostican meses más difíciles.

En ese aspecto, el director del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, Agustín Salvia, sentenció: “Va a ser difícil que los sectores bajos puedan sostener la crisis”.

“Hay poco colchón para sostener esta recesión, por lo cual puede ser que incluso la situación sea un poco más grave hoy a la del 2016”, afirmó. Entonces señaló que además la inflación “agrava la capacidad de trabajo en el sector informal, que los pobres complementan con ingresos de programas sociales y con changas”.

El especialista manifestó que “obviamente esto lleva a que esos sectores de clase media baja caigan en situación de pobreza por ingreso, que se profundice la pobreza, incluso la indigencia, dado que los programas sociales constituyen un piso mínimo de ingreso, sin los cuales la pobreza e indigencia se duplicarían. Eso hace que se agrave la situación y en este semestre tengamos indicadores de pobreza que han crecido en términos de ingresos”.

Gualeguay21