CIPPEC celebra que la nueva ley elimine los aportes en efectivo y amplíe los recursos destinados al control judicial. También advierte sobre la importancia de la efectividad en los controles y la necesidad de monitorear el debut de esta reforma en las próximas elecciones. 

El financiamiento de la política impacta en la calidad de la democracia. CIPPEC viene trabajando fuertemente en crear consensos para mejorar la transparencia del financiamiento de la política desde 2012, cuando publicó un documento que muestra las ventajas con que corren los oficialismos y advirtió sobre el efecto “cancha inclinada”.

A través de la campaña #2019Transparente, CIPPEC, junto con Poder Ciudadano y la Red de Acción Política, convocó en febrero a la dirigencia política a aprobar urgentemente una nueva ley de financiamiento de la política. El Congreso de la Nación sancionó este miércoles una reforma al régimen de financiamiento que elimina los aportes en efectivo y amplía los recursos destinados al control judicial, dos de las propuestas impulsadas por CIPPEC.

Un nuevo documento de CIPPEC identifica las principales debilidades de las reglas que estaban vigentes en el país desde 2009, describe los principales cambios introducidos por la reforma aprobada el 15 de mayo y analiza en qué medida podrían resolver estos problemas. 

El documento propone además cuál es la agenda de reformas pendiente para seguir avanzando hacia un régimen de financiamiento de la política que favorezca la transparencia, la equidad electoral y la integridad pública. Eliminar los depósitos bancarios como medio de pago; exigir que los aportes se declaren y publiquen durante la campaña; y sumar reglas para evitar el abuso de los recursos públicos serían algunos de los pasos a seguir.

Gualeguay21