En los últimos días, en redes sociales y WhatsApp circulan imágenes de telegramas del último domingo insinuando que hubo fraude, pero estos telegramas existen desde 1983, representan menos del 1 por ciento, y de ninguna manera significan que hubo fraude.

Según el medio Reverso, un proyecto periodístico colaborativo enfocado en la lucha contra la desinformación durante la campaña, luego de las PASO del domingo último, comenzaron a circular en diversas redes imágenes y videos de los telegramas irregulares, los cuales no implicarían fraude alguno.

En ese sentido, destaca Reverso que la Cámara Nacional Electoral, el máximo tribunal del país en la materia, y encargado de realizar el escrutinio definitivo, garantiza que ese conteo sea el único con validez legal, y asegura que no haya posibilidad alguna de fraude, ya que en las actas de escrutinio, firmadas por las autoridades de mesa y por los fiscales partidarios, está la información correcta.

El secretario de Asuntos Políticos e Institucionales de la Nación, Adrián Pérez, en una entrevista en radio La Red, descartó la posibilidad de fraude, y afirmó que fue una elección transparente, con garantías, con mucha agilidad, y que queda el escrutinio definitivo para las instancias de revisión.

Por otro lado, si bien los telegramas que se hicieron virales denuncian solamente errores en la carga de votos de Juntos por el Cambio, Reverso pudo corroborar, a partir de la base de datos de la página oficial del Recuento Provisional de Resultados, que, en lo que refiere a la categoría de presidente y vicepresidente, el Frente de Todos también presenta errores en sus casilleros de los telegramas cargados.

Por último, cabe destacar que inconsistencias que se ven en todas las elecciones desde 1983, y las pocas veces que hubo diferencias entre las actas y los certificados de escrutinio, se abrieron las urnas y se recontaron.

Gualeguay21