El presidente del bloque socialista en la Cámara de Diputados nacional, Lisandro Viale, presentó un proyecto de ley que restringe la compra de tierra por parte de personas físicas o jurídicas extranjeras, que se suma a una docena de iniciativas presentadas.

El diputado y presidente del bloque Socialista dice que se trata de un aporte para “unificar los proyectos en debate” y corregir "gruesos errores” del que impulsa el Ejecutivo.

 

 

 

El presidente del bloque socialista en la Cámara de Diputados nacional, Lisandro Viale, presentó un proyecto de ley que restringe la compra de tierra por parte de personas físicas o jurídicas extranjeras, que se suma a una docena de iniciativas presentadas.

“Presenté este proyecto no para agregar un proyecto más sino para hacer un aporte a la unificación de los que ya se presentaron y para rectificar además algunos gruesos errores que contiene la iniciativa del Poder Ejecutivo”, aclaró.

A diferencia del proyecto oficial, que fija el límite de compra en 1.000 hectáreas, la iniciativa de Viale basa esa restricción en función que se realiza sobre la tierra.

“No producen lo mismo dos unidades económicas si en una se siembra trigo y la otra está enteramente dedicada a la producción de leche”, resaltó el legislador de Entre Ríos.

La propuesta es que los extranjeros sólo puedan adquirir inmuebles rurales que no excedan las unidades económicas de producción (UEP) que les permitan obtener una facturación anual máxima igual a la definida por la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa (Sepyme) como el máximo para una empresa mediana.

La determinación de las UEP tendrá en cuenta la existencia de zonas agroecológicas diferentes dentro de cada provincia o comunes entre dos o más de éstas; y las diferencias de rentabilidad de las actividades que pueden ser realizadas en cada predio, detalla en el artículo 7 del proyecto. Dicha tarea quedará a cargo de cada provincia.

El diputado fija además que una persona extranjera no podrá ser titular de más de un 25 por ciento de la superficie rural del municipio o comuna donde se sitúe, mientras que varias de ellas no podrán detentar en su conjunto la titularidad de más del 40 % de la superficie referida.

Viale propone, por otra parte, la creación de una Agencia Nacional de los Catastros Territoriales, un organismo autárquico y menos burocrático, que dependerá del Ministerio del Interior y tendrá a su cargo el diseño de un sistema único de relevamiento y registro de inmuebles.

Se diferencia, así, de la iniciativa oficial ya que esta última establece que el relevamiento deberá ser realizado por el Poder Ejecutivo.

“Lo que propone el proyecto oficial es impracticable y además desconoce la información y las capacidades existentes, especialmente en los Estados Provinciales”, consideró.

Ley avícola

El presidente del PS en Diputados lamentó, por otra parte, la falta de quórum en la comisión de Agricultura el último martes donde iba a considerarse el despacho común de Ley Regulatoria de la Integración Horizontal de la Avicultura.

El despacho acordado tiene elementos de gran importancia para transparentar las relaciones entre los integrantes de la cadena avícola, después de 32 años sin regulación en el sector”, destacó Viale.

Y añadió: “aportamos la conformación de un índice para calcular la retribución del granjero basado en las variables con las que éste se maneja: aumento de peso, conversión y mortandad de animales. Así deja de ser un misterio cuánto va a cobrar el productor por su trabajo’’.

Para el diputado, sus aportes “fueron en el sentido de defender al productor de las arbitrariedades del frigorífico, que a veces hasta incide en la habilitación de los galpones de cría; y fomentar la avicultura familiar, determinando medidas para la sustentabilidad de este grupo de productores”.

El Enfiteuta