Las negociaciones para que el Gobierno nacional homologue un incremento del 35,7 por ciento a los empleados rurales, ya acordado con la patronal, pasó a un cuarto intermedio hasta el martes de la semana próxima.

La decisión se tomó ayer en una reunión celebrada en el Ministerio de Trabajo de la Nación.  Mientras tanto, los trabajadores seguirán movilizándose, pero sin cortar rutas. Hoy se trasladaban a la localidad de La Paz para seguir las protestas, según dijo a APF Roberto Planes, secretario general de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre).

 

 

“Se pasó a un cuarto intermedio hasta el día martes. Mientras tanto, seguiremos en la ruta, pero sin cortes, distribuyendo folletería en la ruta 12, en cercanías a La Paz. Estamos viajando todos hacia allá para mantener el reclamo”, indicó Planes.

Según añadió, los empleados rurales se encontrarán en la localidad entrerriana a media tarde: “Estimamos que nos quedaremos dos o tres días en cada lugar”, destacó.

“Esperemos que (las negociaciones) se solucionen favorablemente, que se pueda conseguir lo que habíamos acordado con los empleadores. Hay perspectivas de llegar a buenos términos”, culminó Planes en declaraciones a esta Agencia.

Los trabajadores reclaman un aumento del 35,7%, que fue la cifra acordada por el gremio y las entidades agropecuarias, pero rechazada por el Gobierno, que fijó una suba del 25%.

APF Digital