Este 1 de diciembre se cumplen 10 años de aquellas primeras Estrellas Amarillas pintadas sobre el asfalto de Gualeguay. Cada una refiere un nombre, una fecha, pero, más que nada, una vida, una historia. Pero hay muchas más estrellas que no están pintadas y merecen ser recordadas. Una estadística de las víctimas que han dejado las tragedias viales no solo las rescata en lo emocional o espiritual, sino que sirve para desnudarnos una realidad dolorosa que merece un urgente tratamiento. Una lista que, aunque provisoria, dice mucho de esa dolorosa realidad.

A lo largo del pasado domingo, una delegación de la Escuela de Kung Fu de Roberto y Tamara Berón participó con gran éxito en una nueva edición del tradicional Torneo Abierto de Artes Marciales que se realiza en Mar de Ajo, provincia de Buenos Aires, todos los años. En esta oportunidad, Gualeguay estuvo representado por 6 participantes, dirigidos por Tamara, que también compitió, y Roberto. A lo largo del torneo, cada uno de los competidores gualeyos se lució en su categoría, lo cual se tradujo en una importante cosecha de trofeos al final de la jornada.

Dejando bien en claro que el caso Causalde no es un tema que lo desvele, el Juez de Familia de Gualeguay, el Dr. Pablo Guercovich, se tomó una semana de licencia. Así tomó distancia del acampe frente a su juzgado, donde abuelo y tías esperan soluciones de su parte. Por el contrario, antes de irse, el Juez intimó a Juan, quien está preso, a pagar alimentos, rechazó uno de los tantos pedidos de la familia, les dijo que los niños no quieren tener nada que ver con ellos, e insistió en que su juzgado sigue interesado en ellos y su revinculación con la familia paterna lo antes posible. Qué es cierto y qué no.

La semana pasada, el Superior Tribunal de Justicia entregó al gobernador de la provincia, Gustavo Bordet, propuestas a considerar para la reforma y modificación del Código Procesal Penal de Entre Ríos, el cual aún no ha cumplido 10 años de implementado. Según lo informado por el propio Superior, los objetivos son darle claridad al proceso penal, establecer plazos razonables y claros, y fijar procedimientos específicos para cada recurso, entre otras cosas. De este modo, la Justicia entrerriana estaría reconociendo que no estaría funcionando tal cual lo esperado.

Desde el Juzgado de Familia de Gualeguay informaron que, en relación con la causa judicial en la que se encuentran en juego intereses y derechos fundamentales de niños de esta ciudad, se entiende que se trata del caso Casualde, "que se está trabajando intensamente de modo interdisciplinario, con la actuación de especialistas del equipo del Juzgado (psicóloga, trabajadora social y psiquiatra) para garantizar la integridad psicofísica de los niños. A través de ese mensaje, el Juzgado de Familia pretende dar una respuesta al reclamo planteado con el acanpe frente a esa repartición.

Si bien el Poder Judicial parece apostar a la indiferencia de sus funcionarios y, así, al olvido de sus errores, familiares y amigos de Juan Casualde redoblan su apuesta en cada marcha reclamando por los derechos de los niños y por una revisión del caso para el injustamente condenado. Al cabo de la marcha, el padre de Casualde y abuelo de los niños, un hombre de 77 años, de salud delicada, que hace casi un año que no lo dejan ver a sus hijos, acampó frente al Juzgado de Familia. "De acá no me muevo hasta que hagan algo", dijo. Otras injusticias se van sumando al reclamo.

El pasado fin de semana tuvo lugar, en Villaguay, el gran cierre de la Copa Entrerriana de Rural Bike, donde son muchos los gualeyos y gualeyas que participan en las distintas categorías. Ésta destacada participación en el campeonato provincial dio sus frutos para Gualeguay, y para la apuesta del Club Barrio Norte al ciclismo: la obtención de dos títulos. Pero lo destacado no se acaba en el logro deportivo, sino en que se trata de dos mujeres, no solo unidas por la pasión de un deporte, sino, también, por ser madre e hija.

A partir de que la Justicia de Gualeguay, en 2015, dictara condena por estafa en el fideicomiso creado por Alfredo Ascar, la administración del mismo pasó a manos de una hija recién reconocida, pero, en 2021, el Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos y la Corte Suprema de Justicia coincidieron en que no había habido estafa, que los acusados eran inocentes, y que el fideicomiso era legítimo. De este modo, recién días pasados, la Justicia Civil y Comercial de Gualeguay reconoció aquella sentencia definitiva y determinó que el fideicomiso es legítimo.

Familiares de distintos internos alojados en la Unidad Penal N° 7 de Gualeguay han manifestado su preocupación por la realidad que viven sus hijos o parejas alojados en los distintos pabellones, donde estarían siendo víctimas de atropellos y violencia por parte del personal penitenciario. Si bien todos temen dar sus nombres por miedo a que sus familiares internados sean identificados, y sufran las represalias, cada uno, bajo estricta promesa de reserva, brindó detalles sobre lo que estaría ocurriendo puertas adentro del penal. La carta de un recluso.

Desde ayer sábado, tiene lugar en Gualeguay una nueva edición de la Fiesta del Asado y la Galleta, la cual tuvo anoche una multitudinaria presencia de público local, de la región y de provincias vecinas, por el recital de grupo musical La Beriso. A pesar de los detalles que deja la organización, la gente disfrutó a pleno del marco natural que regala la Costanera para el desarrollo de estos recitales, mientras que disfrutó de la oferta de las seis carpas con asado y bebidas, de las panaderías con sus galletas y otras exquisiteces, y docenas de stands con variados productos.

El pasado fin de semana, en el Seven Provincial de Rugby, organizado por la Unión Entrerriana de Rugby en canchas de Carpinchos, en la vecina ciudad de Gualeguaychú, el equipo del Jockey Club Gualeguay, luego de disputar la zona con dos equipos que luego serían finalistas, disputó la copa de bronce, y se quedó con ella. La copa de oro fue levantada por Estudiantes, de Paraná, y la de plata por Colón R. C., de esa ciudad. Un significativo desempeño del equipo gualeyo en esta compacta modalidad del Rugby XV.

En el afán de que Gualeguay recupere aquella identidad ligada a su río, un proyecto de ordenanza propone crear un Balneario Municipal frente a la Costanera. De ese modo, sus autores aspiran a restaurar el perfil de ciudad perdido a partir de desatinos y negligencias políticas y civiles que solo expulsaron a los gualeyos de su río. Los más de 30 kilómetros de costa que recorren parte del ejido de la ciudad de Gualeguay significan un patrimonio natural necia y alevosamente abandonado en las últimas décadas. Una realidad que este proyecto quiere comenzar a revertir.

A lo largo de las sucesivas publicaciones bajo el título El Lado Oscuro de la Justicia de Gualeguay fuimos desnudando la traición a su misión por parte de sus jueces y fiscales, junto al desprecio de éstos por la vida de inocentes y sus familias. Quedó expuesto, así, un régimen judicial funcional al poder, impuesto desde la soberbia y absoluta impunidad de su cúpula. Si bien no se trata de una novedad en la historia argentina, ya que hay antecedentes que datan de principios del siglo pasado, sí asusta la naturalización de un modelo de Justicia heredado de la Dictadura militar de los setentas.

Según se supo hoy, luego de meses sin poder ver a sus hijos, y de éstos sin poder ver a su padre, la Cámara de Apelaciones de Gualeguaychú, en el marco de una demanda apelada por Juan Casualde de un régimen de comunicación con sus hijos, ordenó al Juzgado de Familia local que resuelva urgente, sin dilaciones, la vinculación de éste con sus hijos. Según la resolución, ese Tribunal tuvo en cuenta el interés superior del niño y, en particular, los derechos de éstos. 

A los efectos de sustanciar lo expuesto en los capítulos anteriores, en el presente artículo se listan los distintos casos testigos analizados para esta investigación sobre el desempeño de la Justicia de Gualeguay en los últimos diez años. Los mismos son acompañados de sintéticas reseñas en las cuales se aprecia el proceder de los funcionarios en cada oportunidad. Al mismo tiempo, con este repaso se pretende exponer la preocupante proporción de casos en los que hubo injusticias, impunidades, y otras irregularidades, más allá de cualquier margen natural de error humano.

En pocos días, la Fiesta del Asado y la Galleta traerá a La Beriso a la Costanera de Gualeguay, con acceso libre y gratuito. Ésta, para miles y miles de jóvenes de la región, significa la única oportunidad de acceder gratis a uno de los espectáculos más soñados. Los antecedentes del pasado en la provincia y en Gualeguay, y la situación particular de la ciudad en el presente, despiertan dudas, y preocupación, sobre la infraestructura disponible para poder recibir tal convocatoria con la mínima seguridad. Las inquietudes son muchas.

En el mediodía de ayer sábado, el añoso casco de la Estancia La Libertad fue el punto de encuentro de socios productores y dirigentes de la Sociedad Rural Argentina. Organizada por la dirección del distrito Entre Ríos, el único objetivo fue confraternizar. En ese concierto, de la charla fluida entre los presentes, en la que se compartieron impresiones y expectativas sobre la grave situación del país y del sector, se dio un rico intercambio de diferentes posiciones frente al desafío que todos tienen en común. Fue el primer paso en la construcción de un nuevo modelo asociativo, coincidieron sus artífices..

Las sociedades del mundo republicano, en su afán de retribuir la responsabilidad y premiar la excelencia de quienes deben impartir justicia entre las personas y las personerías, les asegura a éstos un buen pasar económico. Dicho de otro modo, el primer mundo paga muy bien los mejores para que brinden a su sociedad el mejor servicio de justicia. Por otro lado, así como premia, la Justicia tambien remueve al que no rinde y expulsa al que la traiciona. Por estos pagos, se adoptó ese criterio político, pero la responsabilidad y la excelencia aún son una deuda.

Página 1 de 263