Durante los últimos días, varios vecinos de distintas direcciones del 3° Cuartel de nuestra ciudad se comunicaron con nuestra redacción para transmitir su preocupación por la escases de agua corriente en la red domiciliaria.

En este sentido, muchos vecinos coincidieron en que desde septiembre pasado se está sufriendo este problema y si bien se han quejado reiteradamente aún no tienen una solución.

 

 

 

Una de las vecinas de ese cuartel, sobre la calle Millán, marcó que “nadie se pone las pilas con la escases de agua”, y agregó que es “una vergüenza que no tomen medidas”.

Otro de los vecinos, domiciliado sobre calle Güemes, denunció que le “dicen que hay gente que pone bombas en la entrada de agua y empeoran más las cosas afectando a los demás”.

Un vecino de calle Calderón mostró el escaso chorro que salía de su manguera mientras destacaba que cuando se corta la luz, “no sale ni una gota”.

Por ´´ultimo, una pareja de vecinos de calle Río Negro indicaron que su problema era “peor que el de los demás”, ya que ellos no contaban con un tanque aéreo y que eso los obligaba a mantener bidones de reserva.

En definitiva, la realidad es que todo el mundo se queja de la falta de agua en todo el 3° Cuartel, una realidad que es mucho más grave con estos calores.

Gualeguay21