Con la visita de los síndicos a cargo de la quiebra del Frigorífico Equino Entre Ríos S.A., los trabajadores asociados en la Cooperativa de Trabajo habrían dado un paso fundamental para obtener una tenencia provisoria de la planta.

En diálogo con Gualeguay21, Gustavo Almada y Rubén Magallan, miembros de la flamante dirección de la cooperativa, se manifestaron muy conformes con la extensa visita a Gualeguay que realizaron el pasado martes los síndicos invervinientes en la quiebra de FEERSA, a la vez que celebraron la buena impresión que se llevaron estos de los planes de los trabajadores.

En ese sentido, Almada recordó las gestiones que llevaron adelante los trabajadores para poder conformar la Cooperativa, aún en trámite, gracias a las cuales, a partir de la quiebra pedida por los Veronessi, pudieron solicitarle al Juzgado N° 10 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde se tramita la quiebra, una tenencia provisoria del establecimiento.

El objetivo de los trabajadores, según confesaron los entrevistados, es poder darle un mantenimiento adecuado a la planta, de forma de, por un lado, evitar nuevos vandalismos, como el incendio intencional sufrido a mediados de año, y, por otro, ir acondicionándola para una posible reapertura.

En otras palabras, la idea es realizar todas las tareas a su alcance, con la ayuda comprometida de la Municipalidad local y de los Bomberos Voluntarios locales, para acomodar las perimetrales, los espacios descubiertos, proteger la parte edilicia y, de ser posible, limpiar las cámaras, donde hay almacenadas unas 25 toneladas de carne podrida.

De este modo, los ochenta trabajadores pretenden poder mostrar un establecimiento en condiciones ante cualquier pretensión o posibilidad de algún tercero de ponerlo en marcha, y, así, cumplir con la intención de recuperar sus puestos de trabajo. De lograrse este sueño, los interlocutores señalaron que las puertas estarían abiertas para el resto de los trabajadores, aunque por cuestiones particulares no hayan integrado ahora la cooperativa.

Respecto de la visita de los síndicos, Almada y Magallan coincidieron en destacar que éstos se fueron positivamente sorprendidos, ya que se encontraron con un nutrido grupo de trabajadores, muy bien asesorados, genuinamente comprometidos con el proyecto, sin aristas oscuras ni participaciones políticas que tiñeran sus pretensiones.

Por último, vale destacar el significado que tiene todo esto para los trabajadores y sus familias luego de todo lo sufrido en el último año, lo que les permite pasar unas fiestas "tal vez tan jodidos como antes, pero.con grandes expectativas", como ellos mismos definieron.

Gualeguay21