Efectivos de la Policía Federal realizaron en la mañana de hoy jueves un procedimiento en las oficinas locales de la empresa constructora José Eleuterio Pitón SA en el marco de la investigación derivada de los denominados “cuadernos de la corrupción”.

El procedimiento fue ordenado por el juez federal Claudio Bonadío, que tiene a su cargo la investigación por el supuesto pago de coimas para la adjudicación de obras públicas durante el kirchnerismo, en la que está procesada la ex presidenta Cristina Fernández, como jefa de una asociación ilícita que integraban empresarios y ex funcionarios.

Según publicó Página Judicial, los efectivos llegaron a las oficinas de la empresa ubicada en calle Rivadavia 50 con una orden de presentación destinada a conseguir información vinculada a la obra pública y sus negocios en el período comprendido entre 2003 y 2015.

Cabe recordar que el nombre de Pitón había sido aportado por el “arrepentido” Ernesto Clarens, el financista que dijo haber recibido instrucciones de José Francisco López, ex Secretario de Obras Públicas de la Nación, para recaudar dinero de sobornos para financiar campañas electorales.

En aquella detallada planilla de Excel, Clarens detalló los nombres de alrededor de un centenar de empresas constructoras que pagaban esos sobornos, la fecha y los montos, según el monto de la obra y el porcentaje, entre las que figuraba Pitón, la cual hizo obras por 60 millones de pesos.

Por ultimo, Página Judicial sindicó que, luego de aquello, hace unos días, el financista presentó un escrito al juez en el que dio más precisiones sobre los representantes de las empresas que llevaban dinero a sus oficinas, y mencionó a Daniel Pitón como su contacto en la constructora entrerriana.

Gualeguay21