A pesar del excelente acompañamiento climático, y del excelente espectáculo que esta edición presenta, la segunda luna de los Corsos de Gualeguay no se vio colmada de público, algo que, parece ser, fue común a otras propuestas carnestolendas de la provincia.

El pasado sábado, en el Corsódromo gualeyo, se desarrolló una nueva noche de los Corsos de Gualeguay 2019, desfilando primero Si Sí, celebrando sus 40 años de carnaval, seguida por la última campeona, con sus 350 integrantes, Samba Verá, y, cerrando la segunda luna, Karumbay, de la mano de K'rumbé, su inspiración murguera.

Si bien en el tramo central se vivió un clima de fiesta superior al de la primer noche, incluso con una mayor presencia de espuma, el Corsódromo no se vio completo, ya que las tribunas en los extremos se vieron con espacios vacíos.

Cabe señalar que, según lo que se supo, las propuestas de Carnaval en el resto de la provincia sufren del mismo mal, al extremo que el propio Carnaval del País, en la vecina ciudad de Gualeguaychú, sufrió este sábado una muy poca afluencia de público.

Igualmente, la fiesta gualeya se vivió con mucha intensidad, y las comparsas desplegaron todo su ritmo y toda su belleza, mientras que en los intermedios la organización dispuso la presentación de conjuntos en vivos. Entre estos y las comparsas supieron mantener la fiesta en su clímax desde su inicio hasta el final.

Atienden las quejas sobre el Carnaval

En la mañana del viernes, la Secretaria de Turismo, Cultura y Deportes, Carolina Larreteguy, brindó una conferencia de prensa donde anunció las medidas correctoras adoptadas frente a las fallas en la organización del carnaval local.

En este sentido, la funcionaria compartió las disconformidades y los reclamos manifestados por la gente en las redes sociales después de la primera noche de Corso, los cuales fueron tomados en cuenta y dieron lugar a una serie de gestiones puntuales.

Respecto de las quejas por los exagerados precios en las cantinas, la funcionario justificó los mismos explicando que los valores de venta fueron definidos para todas las noches, aunque sabiendo que se vienen dos subas importantes para las bebidas, una este mes y otra en febrero, que incrementarán los costos en un 10 por ciento.

Igualmente, Larrateguy adelantó que las cantinas accedieron a bajar el precio del vaso de litro de Fernet o Gancia de 180 pesos a 150.

En respuesta al exagerado precio de la espuma, hoy a 75 pesos el tarro, argumento que distingue a nuestra fiesta pero que fue aumentado un 100 por ciento desde el año pasado, la Secretaria dijo haber hecho gestiones con las comparsas para adecuar también ese valor, pero que éstas solo aceptaron dar una oferta de tres espumas por 200 pesos.

Del mismo modo, y en el mismo sentido, Larrateguy afirmó que "es una idea que surgió para que la gente pueda mantener lo que es la fiesta del corso, que es la espuma, que es lo que marca la diferencia de nuestro corso con otros corsos del país", y agregó: “Si llegara a ser que no logramos tener una fiesta de la espuma porque la gente no puede acceder al tarro, vamos a volver a conversar porque hay algo que nosotros no podemos perder y es justamente la fiesta de la espuma, que es nuestro distintivo”.

En este sentido, consultamos a la funcionaria sobre si, más allá de oficiar de simple gestora, la Municipalidad pensaba tomar parte en el tema con alguna quita en los cánones de las cantinas o con algún subsidio a la espuma, quien respondió negativamente, pero que no lo descarta para el futuro.

Más allá de todo esto, la Secretaria de Turismo, responsable politica de la organización del.evento, insistió en que el costo de las entradas al Corso es "el caballito de batalla", destacando que es un corso de primer nivel, y unas comparsas de primera categoría a un precio muy popular de $150, de modo de "que no quedara nadie sin poder ir".

Igualmente, la funcionaria recordó que, "de todos modos, desde la semana pasada a las instituciones se les favorece con entradas para que puedan ir, y aquella persona que realmente no puede, viene y lo solicita y el Intendente le da la posibilidad de participar".

Por otro lado, Larrateguy pidió disculpas a los espectadores que vieron afectadas sus prendas por sentarse sobre tablones pintados con una mezcla equivocada, a la vez que aseguró que el problema había sido resuelto para esta nueva noche.

Por último, respecto de la prohibición a los medios de tomar imágenes, la funcionaria brindó las explicaciones del caso, revisaron la situación y decidieron dar marcha atrás con la misma. Tal es así que la Secretaria agradeció ante las cámaras a los medios de prensa, comunicadores y periodistas que acompañamos con nuestra presencia, y reconoció que la fiesta "tiene que ser reflejada en todos los medios nacionales, que es lo que hace que la gente tenga ganas de venir a Gualeguay”.

Gualeguay21