En el barrio 80 Viviendas, un conflicto barrial a partir de diferencias entre vecinas derivó en un escenario de violentas connotaciones, con daños materiales a las casas, lesiones varias a los vecinos y detenidos, a la vez que sumió al sector en el terror de mano de adolescentes.

En ese barrio, con gran cantidad de madres con criaturas chicas, las diferencias entre vecinos y una disputa entre bandas se convirtieron estos días en una insostenible situación de violencia, la cual tiene a las vecinas aterrotizadas por las constantes amenazas de bandas de menores y no tan menores.

Según distintas manifestaciones recibidas por Gualeguay21, una vecina, probablemente intoxicada, invadió casas, produjo daños y lesionó vecinos, y, como fue denunciada, y su casa terminó incendiada, amigos de ella rondan el lugar amenazando de muerte a madres e hijos.

Tal resulta la violencia de los hechos que se viven en ese barrio que, a modo de ejemplo, señalan que le entraron a una de las madres y le gatillaron con un revólver en la cara, agradeciendo que la bala no salió.

Estos relatos fueron respaldados a este medio con videos donde se puede apreciar el nivel de violencia que se vive en el barrio, donde las vecinas no pueden salir de sus casas por temor a las posibles acciones de grupos juveniles.

Si bien se pudo saber que la Policía ha intervenido en el lugar, y que la Justicia ha tomado cartas en el asunto realizando algunas detenciones, lo cierto es que, señalando a los vecinos como incivilizados que los agreden, la fuerza de seguridad libera ese sector sumiéndolo en la impunidad y la total inseguridad.

De este modo, el controvertido barrio de las 80 viviendas, habitado por mayoría de madres con criaturas, el cual sufrió la indolencia de políticos corruptos, hoy sufre la ausencia de la ley.

Gualeguay21