Imprimir

Atento a la difusión en redes sociales de fotografías y filmaciones que constituyen una clara violación a su intimidad, y un delito, el periodista gualeyo Jorge Barroetaveña se vio en el deber de contar que, como en otras ocasiones, recibió en su casa particular  a dirigentes políticos de Gualeguay.

"Y como no tengo nada que ocultar, la reunión se hizo en mi domicilio, en pleno centro de la ciudad y a una hora donde anda medio pueblo en la calle", escribió en su perfil de Facebook, y agrego: "Después de 25 años de hacer esta noble tarea que es periodismo no le tengo que rendir cuentas a nadie. La misma circunstancia del viernes la he atravesado con otros dirigentes de otros tantos partidos políticos que me han pedido opinión sobre la situación de Gualeguay, la provincia y el país".

En el mismo tenor, expresó que tiene "la suerte de ocupar desde hace mucho tiempo un lugar de privilegio en un medio de comunicación como Radio Gualeguay, más el semanario y la tele", los cuales le "permiten tener una visión acabada de nuestra realidad y sus múltiples matices".

"Para algunos mi opinión suma y no tengo inconvenientes en compartirla. Así como escuché y dialogué con los dirigentes de Cambiemos, lo haría con los de cualquier otro partido político que me lo pidan. Lo he hecho antes, y jamás dejaré de hacerlo. Referentes peronistas también me han visitado  y actué de la misma manera", afirmó, e insistió: "No tuve ni tengo nada que ocultar, aunque es probable que el próximo encuentro que me soliciten lo haga en la plaza para que nadie sospeche de mis oscuras intenciones".

Por último, Barroetaveña señaló que "la metodología de sacar fotos a escondidas, violando la intimidad de una casa particular es condenable y está más emparentada con gobiernos dictatoriales y sus servicios de inteligencia. Paradoja de quienes dicen ser progresistas pero actúan como fascistas", y cerró recordando que hace más de 20 años que se dedico al periodismo y que "a los hombres se los juzga no por sus palabras sino por sus trayectorias, lo cual él ha demostrado. "El que quiera pensar mal es porque actúa mal", concluyó.

Gualeguay21