Días pasados, vecinos del barrio 80 Viviendas, el cual fue entregado a sus beneficiarios sin terminar, se enteraron que no solo deberán pagar por su título, sino que sus viviendas están hipotecadas.

En diálogo con Gualeguay21, vecinos de aquel complejo habitacional compartieron su enojo por haberse enterado que poseen sus viviendas de forma totalmente informal, y que, para formalizar la tenencia, deben afrontar una serie de trámites y compromisos que desconocían.

De acuerdo a lo que manifestaron estos vecinos, la Secretaria de Gobierno, la Dra Dora Bogdan, les mostró el Convenio Específico firmado por la Municipalidad, la Provincia y la Nación, en agosto de 2013, para la construcción del 80 Viviendas, el cual es claro al especificar en la cláusula sexta, punto r), que la Municipalidad tendrá a su cargo "instrumentar, a través del organismo que corresponda, la escritura traslativa de dominio a favor de los beneficiarios, y efectuar la correspondiente hipoteca a favor de La Municipalidad, dentro de los seis meses de la terminación de las obras".

Del mismo modo, el punto s) del mismo documento ordena "instrumentar el recupero de las cuotas mensuales a 50 años sin interés que abonarán los beneficiarios de las viviendas, con el objetivo de su reinversión en nuevos proyectos de viviendas destinados a la población con altos porcentajes de Necesidades Básicas Insatisfechas".

Según los beneficiarios entrevistados, ninguno de ellos jamás habían sido advertidos sobre esta situación, sino que, muy por el contrario, fueron engañados de que no era necesario y de que nada había que pagar, mientras que señalaron que "algunas punteras" de la vieja gestión que aún operan en el barrio suelen amenazarlos con que les quitarán la casa si simpatizan con la gestión actual.

De esta manera, los habitantes de ese barrio, todos en estado de vulnerabilidad, vienen sufriendo, desde la irregular entrega de sus casas en 2015, una angustiante situación de extrema incertidumbre. Esa situación de rehenes políticos, impuesta por los responsables del anterior gobierno, fue sostenida por estos a pesar de los esfuerzos del gobierno de Bogdan de terminar las viviendas y las obras de servicios con recursos municipales.

Con esta novedad, a muchos vecinos les quedó claro que habían sido estafados en su confianza, y le solicitaron al gobierno que arbitre lo necesario para que no pierdan sus casas y puedan regularizar su situación.

De ese modo, la propia Secretaria Bogdan se comprometió con los vecinos a agotar las gestiones necesarias para encontrarle una solución conveniente y definitiva al problema que los aqueja, de modo que en el menor tiempo posible puedan disfrutar de sus casas sin nada de temores.

Gualeguay21