Ayer miércoles por la tarde se detuvo a un sujeto por estar sindicado de haber abusado sexualmente de una nena de 7 años y de un nene de 10, a éste último gravemente. Según trascendió, a partir de estas denuncias se supo que el sospechoso ya habría abusado de otra niña, causa que terminó en una probation. Todos los casos ocurrieron en el mismo barrio.

De acuerdo a lo que se desprende de lo manifestado por allegados a las víctimas, en todos los casos, el sospechoso estuvo vinculado íntimamente a las familias de las víctimas, ya que estuvo en pareja con dos de las mamás y con una tía de las criaturas abusadas, entre 3 y 4 años atrás.

En el primero de los casos denunciados ahora, el sospechoso estaba relacionado con la tía de una nena que hoy tiene 11 años y, según lo expuesto, cuando ésta vivía con sus padres, su abuela y esa tía, el sospechoso, cuando quedaban solos, se recostaba con ella en sospechosas circunstancias.

Cabe destacar que esto surge ahora gracias al cumplimiento del protocolo impuesto a las escuelas, a partir del cual, al contarle la víctima a una compañerita, ésta a su madre, y ésta a la maestra, se dio intervención a la Defensoría del Menor, la cual acompañó a la mamá de la nena supuestamente abusada a hacer la denuncia correspondiente. A partir de la misma, se libraron los oficios y estudios correspondientes y se dio intervención al Copnaf.

Al mismo tiempo, tal vez en base a las repercusiones barriales del caso anterior,  se conoció el caso de un niño que, en aquel momento, cuando tenía 10 años, también habría sido abusado sexualmente, con acceso carnal. En aquel entonces, el denunciado era pareja de la mamá del niño abusado, quien hoy tiene 14 años. En este caso, ya se libraron, también, las medidas correspondientes, y, según lo constatado por el médico forense, existen rastros de que la víctima habría sido accedida carnalmente.

Finalmente, se supo que el sujeto, ahora detenido, ya había sido denunciado, en aquel entonces, por un crimen similar. Según consta en el expediente abierto en ese momento, al sospechoso se lo imputó por haber abusado sexualmente, de forma reiterada, de una menor de 10 años, hija de otra mujer involucrada con él emocionalmente.

Lamentablemente, la causa no prosperó porque el imputado negó el hecho, por la debilidad de las pruebas y por la falta de testimonios, lo que obligó a la fiscalía a solo aplicar una probation, la cual el imputado cumplió con 80 horas de trabajo comunitario en un club de fútbol local, y quedó sobreseído.

Por último, cabe señalar que las cámaras gesell que se realicen a estos últimos casos, más lo que surge de aquel primer proceso, de coincidir con los tiempos en que existieron vínculos sentimentales con las madres y tía de las víctimas, la fiscalía podrá construir o no una causa lo suficientemente sólida para que, esta vez, el sospechoso, de proceder, no pueda eludir a la Justicia. De confirmarse los delitos de abuso agravado, por cada uno podría recibir una pena de hasta 20 años por cada uno.

Gualeguay21