Desde hace días circula la versión de que el Hogar de Niñas de nuestra ciudad se estaría cerrando. Según los trascendidos, esto se debería a cortocircuitos entre la entidad y el COPNAF, y prueba de ello serían la acefalía de la institución y la cantidad de internas que están siendo transferidas.

El hogar "Gregoria Pérez de Denis" es la residencia socioeducativa de una asociacion civil donde, a través de un convenio con el Copnaf (Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia), se alojan 13 niñas de 13 a 18 años para protegerlas y contenerlas. Para ello, la entidad cuenta con una directora y 10 promotoras de derecho, quienes se ocupan y preocupan por las niñas bajo las órdenes de la Comisión Directiva de la institución y del Copnaf.

Para su administración, la entidad recibe un aporte del Copnaf, el cual, más lo que la Comisión recauda de cuotas y donaciones, apenas alcanzaría para la manutención de las internadas y los precarios sueldos de sus 8 promotoras de derecho monotributistas, ya que dos de ellas forman parte del personal de planta del Copnaf.

El Hogar hoy

En la actualidad, el Hogar de Niñas lleva meses sin una directora, ya que el nombramiento se encuentra en puja entre la Comisión Directiva y el Copnaf, lo cual a provocado que, también, lleve meses sin presencia profesional.

En este contexto, es un hecho que del Hogar se fueron, en poco tiempo, siete internadas, y no llegó ninguna. A cuatro niñas se las trasladó a otros hogares; otras dos, de un día para el otro, fueron enviadas de regreso con sus familias; y a una se la dio de alta antes de que cumpliera los 18.

De este modo, de las 13  internadas que tiene de capacidad la institución, había alojadas 12, de las cuales quedan solo cinco. Entre éstas, una se estaría yendo a la brevedad a un hogar de Concordia.

La relaciones internas

Esta situación es el previsible desenlace de una historia de indiferencias hacia las internas y de desencuentros entre las partes.

En mucho tiempo, las internadas de este hogar nunca recibieron más que el cariño y la voluntariosa contención de las promotoras, ya que nunca se volcaron en las niñas alojadas programas o proyectos que sirvan para complementar su formación y, a la vez, para contenerlas.

En otras palabras, el Hogar ha sido siempre un espacio donde se "colocaba" a las niñas hasta que cumplieran los 18 años, pero sin ningún aporte a su desarrollo, una situación que siempre ha generado roces entre las comisiones directivas del Hogar y el Copnaf.

El Copnaf

Para la contención y protección de unos 500 niños, niñas y adolescentes, el Copnaf cuenta con una red de 35 residencias socioeducativas distribuidas por toda la provincia. De estas, 16 son públicas y 19 son privadas en manos de instituciones, operando según un régimen de convenios de trabajo y cooperación, con financiamiento del organismo.

En lo que se refiere a niñas adolescentes en particular, la red cuenta solo con 5 residencias en Gualeguaychú, Concepción del Uruguay, Victoria, Paraná, Concordia y Gualeguay, que contienen a casi 100 jovencitas. 

También cabe ser destacado que la misión de estas residencias, sean públicas o privadas, es la protección de los derechos de los niños y adolescentes que han sufrido historias de carencias de cuidados parentales, o de gente que los contenga.

Para cumplir con esto, las instituciones ponen su infraestructura a disposición del Copnaf, para recibir niños o adolescentes, y contratan a su personal como monotributistas. Por su parte, el Copnaf retribuye esto con partidas de dinero. Igualmente, las entidades, para cumplir su servicio, también cuentan con cuotas dinerarias de sus asociados y, en muchos casos, de donaciones.

Las consecuencias

De ser cierta la versión sobre el cierre del hogar, la medida ya habría afectado a parte de las menores vulnerables allí alojadas, y en poco afectaría al resto, a la vez que dejaría sin trabajo, en estos momentos críticos, a ocho de las diez promotoras de derecho que allí trabajan, mientras que las otras dos serían reubicadas en otra institución, donde no podrían volcar la rica experiencia adquirida con niñas adolescentes. 

Al mismo tiempo, el cierre del Hogar significaría una importante pérdida de capacidad del Copnaf en la contención y protección de niñas en situación de derechos vulnerados, ya que hoy está entidad alberga un 15 por ciento del total institucionalizado.

Conclusión

Si bien los trascendidos coinciden en que esto podría obedecer a una conveniente política de privilegiar los vínculos familiares y reducir la institucionalización en favor de un menor presupuesto, esto atentaría contra el mismo ánimo de la Ley N° 9.861, de Protección Integral de los Derechos del Niño, el Adolescente y la Familia.

No deben olvidar quienes toman decisiones en esta situación que dicha ley tiene por objeto "la protección integral del niño, el adolescente y la familia en el territorio de la Provincia de Entre Ríos a fin de garantizar el goce y el efectivo ejercicio de los derechos y garantías que les son reconocidos en el ordenamiento jurídico nacional y en los tratados internacionales sobre derechos humanos".

Norman Robson para Gualeguay21