En la últimas semanas, a partir de la detección de un auto con serias irregularidades, la Policía local inició investigaciones que derivaron en allanamientos y secuestros de vehículos con documentación de dudosa autenticidad. Las mismas permitirían sospechar que en Gualeguay se venden unidades de las llamadas mellizas.

Todo comenzó a mediados del mes pasado, cuando el dueño de una agencia de venta de automotores de la ciudad fue interceptado, en pleno centro, circulando en un VW Golf 2014 importado que, a simple vista, tenía todo en regla, pero, al revisar los números de chasis y motor, correspondían a un vehículo igual pero robado.

A partir de ese momento, nuevas investigaciones permitieron encontrar nuevos elementos que llevaron a dos allanamientos simultáneos, realizados el pasado miércoles, a la agencia de quien manejaba el Golf y a la de un colega.

De este operativo realizado ayer se secuestraron un vehículo en cada agencia, un Kia Sorento, también importado, y un cuatriciclo Phanter 200cc, ambos con irregularidades que, a primera vista, podrían tratarse de operaciones similares al del Golf. 

Según se pudo saber, el Golf habría sido robado en Buenos Aires, mientras que su documentación, apócrifa, al igual que la chapa patente, correspondería a uno igual de un vecino de la provincia de Buenos Aires. Mientras que los papeles de la Kia a a una son iguales a los de una igual de la provincia de Córdoba, aunque aún no se sabe, a ciencia cierta, cuál es la original. Del cuatri aún no se tiene información.

De comprobarse todo esto, significaría la presencia en Gualeguay de vehículos robados, del tipo de los llamados "mellizos", generalmente vendidos por bandas especializadas tanto en el robo como en la falsificación de documentos y estafa.

Gualeguay21