El pasado jueves, en horas de la noche, el sindicalista local Aldo Díaz fue detenido a raíz de denuncias de violencia de género realizadas por una ex pareja, con quien estuvo relacionada unos dos años, y que había terminado meses atrás.

Según se pudo saber, el tenor de la denuncia es grave, ya que las acusaciones de la expareja, encuadradas en violencia de género, incluyen hasta violación y suministro de estupefacientes durante todo el tiempo que duró la relación.

La detención se produjo alrededor de las 22 horas del jueves a partir de un oficio judicial salido de la fiscalía local de la Dra. María Delia Ramírez Scarponi, la misma que logró condenar a prisión al kinesiólogo José Kablan, solo basada en peritajes sicológicos.

De este modo, Díaz, ex Secretario del Sindicato de la Carne de Gualeguay, y hoy dirigente del gremio a nivel nacional, quedó detenido en la Jefatura de Policía hasta el sábado por la noche, en que le fue tomada declaración y fue enviado a su casa con prisión domiciliaria.

Por último, vale señalar que la defensa de Díaz está en manos de la experticia penal de los abogados Rubén Gallardo e Ignacio Fernández, quienes deberán trabajar para demostrar el carácter infundado de la denuncia.

Gualeguay21