Finalmente, en el mediodía de ayer martes, la Justicia decidió atender el pedido policial y ordenar los procedimientos correspondientes en el caso de un sujeto armado que ya había evadido un control policial la semana anterior y, el pasado fin de semana, amenazó pistola en mano a una pareja que iba en moto.

En la noche del pasado lunes, minutos después de las 22 horas, según la denuncia de la víctima, un sujeto, a bordo de un Peugeot 307 gris oscuro, interceptó a una pareja que iba en moto en la esquina de Güemes y Ayacucho, y, sin mediar explicaciones, los increpó verbalmente a la vez que los apuntó con una pistola 9 mm. Completada la amenaza, se dio a la fuga.

La mujer amenazada, una funcionaria policial fuera de servicio, de inmediato radicó la denuncia en la Jefatura local, desde donde se radió la búsqueda. Minutos después, el vehículo fue ubicado, estacionado y sin ocupantes, en la intersección de las calles Int. Vaccaro y Galarza.

A pesar de que el mismo sujeto había evadido un control policial a mediados de la semana pasado, lo que derivó en una persecución hasta su domicilio, donde se refugió, y de que ahora andaba peligrosamente armado, ni aquella vez, ni ésta, la Justicia quiso allanar de inmediato su vivienda para efectivizar su detención.

Recién a las 11:40 horas de ayer martes la Policía local contó con el oficio judicial pertinente para realizar el allanamiento al domicilio en cuestión, donde, afortunadamente, todavía estaba el vehículo estacionado y el sujeto dentro de la casa.

De este modo, los efectivos pudieron secuestrar el automóvil Peugeot 307 gris oscuro, la pistola 9 mms, cargada y con la numeración limada, y ropa similar a la utilizada la noche anterior, a la vez que se procedió a la detención del sujeto, de 26 años, quien fue puesto a disposición de la Justicia. Cabe agregar que, dentro del vehículo, debajo del asiento del acompañante, se encontró una baina calibre 9 mms, la cual también fué formalmente secuestrada.

Por último, debe ser señalada la preocupación de algunos vecinos testigos del hecho, por los tiempos de la Justicia, la cual se resiste a actuar en tiempo y forma frente a estas violentas demostraciones que nunca se sabe cómo pueden terminar, y que, por fortuna, esta vez, no provocó ninguna víctima.

Gualeguay21