Imprimir

Tres trabajadoras del Hospital San Antonio de Gualeguay formalizaron ayer jueves una denuncia contra el encargado de un sector de ese nosocomio, acusándolo de maltrato, violencia y acoso laboral durante años, no solo sobre ellas, sino sobre todo el personal a su cargo. Ni el Hospital, ni el gremio ATE, al que pertenecen, se habrían hecho eco de las denuncias de las trabajadoras.

Según obra en la denuncia realizada en la tarde de ayer ante la Comisaría de Miniridad y Violencia Familiar de la Policía de Entre Ríos, solo estas tres trabajadoras se animaron a denunciar, puesto que las demás le tienen miedo al denunciado, ya que, como estarían en negro, éste las habría amenazado con despedirlas.

Tal sería el clima de violencia vivido por las trabajadoras que, según la denuncia, y a modo de ejemplo, dos de ellas se encuentran afectadas en su salud, mientras una señaló que una vez el acusado habría llegado alcoholizado al trabajo e intentado manosearla.

De acuerdo a lo relatado por las denunciantes, los hechos violentos de maltrato y abuso tienen lugar siempre donde no hay cámaras, como en la capilla o en el galpón de las ambulancias, a la vez que nunca fueron escuchadas las reiteradas quejas ante las autoridades del Hospital, como ante las autoridades del propio gremio al cual están afiliadas, ATE.

Por último, vale señalar que, unas semanas atrás, tuvo lugar las renuncias de un par de miembros de la comisión directiva de ATE, las cuales, según se pudo saber, se habrían originado, en parte, por esta situación denunciada ayer, en la cual resaltaron la relación del denunciado con la plana mayor del gremio.

Gualeguay21