Vecinos de calle Martín Fierro, entre Int. Quintana y Pte. Perón, se manifestaron preocupados ante Gualeguay21 por las operaciones de un comercio de materiales invadiendo la vía pública, no solo alterando el tránsito, sino, también, generando inconvenientes y peligros a los vecinos y a los ocacionales transeúntes, tanto vehiculares como peatonales. Los reclamos realizados por los mismos ante las autoridades municipales no estarían teniendo el resultado esperado.

Según lo descripto por los vecinos de la zona, el depósito de materiales de un conocido comercio local del rubro, ubicado en una de las esquinas de la mencionada arteria, en sus operaciones diarias de descarga y entrega de productos, a lo largo de la mañana y la tarde, involucrando transportes de gran porte, y utilizando un autoelevador del tipo sampi, entorpece el tránsito en la zona deteniéndolo por largos espacios de tiempo.

Del mismo modo, quienes circulen por el lugar pueden apreciar sendas cantidades de materiales ocupando las dos veredas de dicho depósito, impidiendo la circulación peatonal por las mismas, razón por la cual los transeúntes deben transitar por la calle, con los peligros que eso implica para las personas, expuestas a cualquier accidente con los vehículos que pasan o con los materiales que se descargan.

Por otro lado, los vecinos también señalaron el daño que esta operación estaría haciendo a la infraestructura pública, tanto en la cinta asfáltica como en las veredas próximas al depósito, como en las columnas de luminarias del lugar, daños que se pueden observar a simple vista.

Cabe destacar que la situación expuesta por los vecinos podría estar violando las ordenanzas 2.639 del 2012 y su modificatoria 2.798 del 2016, las cuales establecen específicamente los horarios para la carga y descarga de camiones por zonas, y la ordenanza 2.319 del 2002, por la cual se prohíbe el tránsito por zonas de vehículos de gran porte, de más de 3 toneladas.

Claro está que, más alla de la normativa vigente que pueda alcanzar o no a estas operaciones, las mismas representan un preocupantes inconvenientes y peligros que deben ser atendidos de forma urgente por el Estado municipal antes de que se siga dañando el patrimonio público y, en especial, antes de que tengamos que lamentar algún accidente.

Gualeguay21