En la mañana del pasado domingo, en el centro de la ciudad, una camioneta embistió a un funcionario policial y se dio a la fuga. Rápidamente, el vehículo fue ubicado estacionado frente al domicilio del titular. El vehículo había sido conducido por un joven de 20 años que habría conducido excedido en bebidas. Por disposición de la Justicia el conductor quedó detenido.

De acuerdo al parte policial, alrededor de las 6:30 horas del pasado domingo, personal de la sección motorizada que se encontraba patrullando las calles, fue sorprendido, en la intersección de 25 de Mayo y 9 de Julio, por un masculino que, al volante de una camioneta Toyota Hilux, embistió a uno de los funcionarios, dejándolo tirado en la vía pública, y huyendo del lugar del siniestro.

De inmediato, el compañero, mientras asistía a su compañero, quien se hallaba tendido en el asfalto, comunicó el alerta, y se puso en marcha un operativo cerrojo, para encontrar la camioneta. Minutos más tarde, la misma fue ubicada en calle Pancho Ramírez, domicilio del conductor, tratándose de un joven de 20 años de edad, el cual  ante el control correspondiente, demostró un nivel de alcohol en sangre mayor al permitido por ley.

Una vez informado el Fiscal de turno, éste dispuso las medidas a seguir, así como la inmediata detención del masculino. 

Mientras tanto, el funcionario fue asistido por el equipo de emergencias del Hospital San Antonio, y derivado a ese nosocomio, donde le detectaron múltiples traumatismos graves, y numerosas fracturas. En detalle, el funcionario sufrió, aparte de los golpes propios del impacto, las fracturas de la muñeca derecha, de dos costillas, del antebrazo y de la nariz.

Por último, se pudo saber que el funcionario evolucionaba favorablemente, y que, apenas estén completos los tramites ante la ART, y esté en condiciones, se lo trasladaría a Paraná, donde se lo evaluará en un centro de traumatología para que determinen que tipo de prótesis va a necesitar y, apenas las reciban, sea operado.

Gualeguay21