Aunque el Consejo General de Educación resolvió permitir su realización bajo estrictos protocolos, aunque cuenta con la debida habilitación municipal, y aunque en Galarza sí lo hayan permitido, la Departamental local de Escuelas, y las autoridades de las escuelas, se oponen a que los alumnos tengan su acto se colación con sus familias en espacios abiertos. Indignación de los alumnos y sus padres por el capricho de los funcionarios.

Este ha sido un año particularmente traumático para los alumnos, en especial aquellos que terminaron la secundaria y deben, en un contexto sumamente complejo, encarar su educación superior, sea ésta terciaria o universitaria, sea acá en Gualeguay, o en alguna de las ciudades "grandes". Los chicos y chicas ya saben el desafío que enfrentan, si bien habían dado por perdida la oportunidad de tener su merecida colación, hoy, en este alivio epidémico, y con todos los permisos y protocolos, no merecen 

Pero el funcionariado docente a cargo de los establecimientos, en concurso con las autoridades departamentales de educación, indiferentes a las habilitaciones vigentes a nivel provincial, departamental y municipal, ponen excusas para impedir su realización. A ver de las familias, esta situación es caprichosamente arbitraria y atenta contra los estudiantes e impone, innecesariamente, un conflicto contra los padres.

Al efecto de conocer y que quede claro lo que se puede y no se puede hacer, por su resolución N° 2.909 del 17 de noviembre pasado, el Consejo General de Educación de la Provincia de Entre Ríos aprobó las estrictas recomendaciones para la realización de los actos de colación, y cargó la autorización de las mismas a los directivos de los establecimientos y a la departamental de escuelas correspondiente.

Del mismo modo, la Municipalidad de Gualeguay, en su decreto N° 887 del pasado 4 de diciembre, fundándose en la resolución del CGE, y en el decreto N° 2010 del Poder Ejecutivo provincial, aprobó la realización de los actos de colación con un estricto cumplimiento de las recomendaciones emanadas de la resolución del CGE.

Frente a esto, ante la consulta de las escuelas, desde la departamental, aún estando ya vigentes la resolución y el decreto, respondieron por nota que "es preciso considerar el ítem g) de la Res. 2909, en virtud del número de egresados y el protocolo requerido por la misma, cabe aclarar  que  sigue vigente el último protocolo del Comité de Crisis local,  en donde, hasta la fecha, sólo están permitidas las reuniones hasta 10 personas".

Con esa nota se puede apreciar que la Departamental de Escuelas local no permite la realización de las colaciones en las escuelas de Gualeguay, y, curiosamente, niega la existencia del Decreto Municipal, poniendo por arriba del Poder Ejecutivo local, e incluso del Gobierno Provincial, un protocolo informal de una entidad sin respaldo como personería jurídica.

Ahora bien, a la hora de autorizar a un establecimiento de General Galarza a realizar su acto de colación, la misma Departamental no tuvo las mismas contemplaciones, y allá, tal como se puede apreciar en la primera imagen, no hubo problemas para realizarla la semana pasada.

Por lo tanto, a la vista está que, en Gualeguay, los actos de colación fueron habilitados en tiempo y forma por el Gobierno Provincial, por su cartera educativa, y por el gobierno municipal, pero, por alguna extraña razón, el funcionariado bendecido con el poder de impedir ha decidido desconocer toda la situación y negarle a los estudiantes y su familias tan cara instancia.

Norman Robson para Gualeguay21