A través de una nota, profesionales de la guardia del Hospital San Antonio reclamaron esta semana a la Dirección del nosocomio una urgente recomposición de sus honorarios, ya que en los últimos 3 años, el pago por guardia ha sido ajustado en apenas un 20 porciento. Un repaso por su situación expone un abuso por parte del Estado, ya que, por cuestiones lógicas, los médicos evitan recurrir al paro, y eso es aprovechado por las autoridades para ignorar su justo reclamo.

En la misiva, firmada por 16 profesionales que trabajan en el Hospital, éstos reclaman un aumento en los honorarios del personal médico afectado a la guardia central, considerando, especialmente, la situación económica que atraviesa el país en estos tiempos de pandemia, y el hecho de que sí han sido aumentados los honorarios de los profesionales en los servicios de UTI y Clínica Médica, 

Del mismo modo, y al igual que el resto de los trabajadores de ese nosocomio, los médicos de guardia también le reclaman la remoción del personal de seguridad en los distintos ingresos al establecimiento, una necia medida que expone y pone en riesgo a todo el personal de salud, tanto a hechos de violencia como a la.propagaciin del covid.

Cabe tener en cuenta que, según se pudo saber de fuentes hospitalarias, como el San Antonio es un hospital categoría 2B, las guardias de 24 horas se abonan apenas 9.016 pesos, lo que significa unos 375 pesos la hora. Esta remuneración resulta a la vista insuficiente, especialmente porque las guardias en cuestión están sobrecargadas de tareas, lo que dificulta seriamente obener postulantes a la hora de necesitarlos.

Pero lo más grave de todo esto es que las autoridades políticas de salud, locales y provinciales, se aprovechan de la situación para ignorar esta realidad y no aumentarles los honorarios a los profesionales, ya que tanto por la crisis causada por la pandemia, como por su juramento hipocrático, éstos se resisten a hacer paro.

Gualeguay21