En los últimos fines de semana, a un nuevo local gastronómico del centro de Gualeguay le fueron labradas sendas actas por infracciones a las normas vigentes, las cuales debían haber resultado en la correspondiente clausura del local. Pero eso no ocurrió porque las actas quedaron cajoneadas en uno de los Juzgados de Faltas locales, con la excusa de que estarían mal confeccionadas. Mientras tanto, el local sigue trabajando como si nada.

Al local en cuestión, atendiendo la emergencia económica, la Municipalidad le concedió una habilitación precaria para que pudiera empezar a trabajar mientras continuaba el trámite correspondiente. No obstante eso, el local nunca quiso respetar los protocolos, las normas y los horarios, razón por la cual los inspectores le labraron ya tres actas contravencionales, por no cumplir con las distancias entre mesas, ni con la cantidad de personas, ni con los horarios.

En cada oportunidad, las actuaciones fueron traumáticas, al punto de que, en la última, se le negó a los inspectores municipales el acceso al local, y debió intervenir la Policía para que el personal pudiera cumplir con su trabajo. Esta situación es extraordinaria, ya que en otras actuaciones similares en locales también gastronómicos nunca hubo estos contratiempos, y el juzgado dispuso con celeridad la correspondiente clausura.

Ahora bien, todo el esfuerzo realizado por la Municipalidad y la Policía para mantener las garantías de seguridad sanitaria en la noche gualeya, de modo que todos puedan trabajar, se ve despilfarrado por un solo caso que desobedece las normas, impide los controles, evita la clausura, y sigue trabajando impunemente.

Por último, cabe señalar que, lamentablemente, los jueces y juezas de faltas no son cargos políticos alineados con el poder político de turno, sino que son cargos independientes resultado de acuerdos con el Concejo Deliberante. Según trascendió, los plazos que tienen para actuar aún no han vencido, lo cual ata de manos al Poder Ejecutivo, quien solo podrá actuar una vez cumplidos esos plazos, y solo en la justicia ordinaria.

Gualeguay21