Un grupo de personas vacunadas en Gualeguay a principios del mes pasado se encuentra preocupado por desprolijidades en su certificado, ya que el día de su vacunación los responsables asentaron una marca de vacuna, días más tarde la tacharon y escribieron otra, y, estos días, al revisar casualmente la base de datos oficial, se encontraron con que fueron vacunados con una tercera marca. Al reclamar en estos días, se les expidió un nuevo certificado, pero la atención recibida no les saca las dudas, sino que les alienta los temores.

Distintos miembros de este grupo de inoculados manifestaron a Gualeguay21 su preocupación por las dudas que tienen en cuanto a cuál fue la marca de la vacuna contra el covid recibida el pasado 3 de junio en el marco de la campaña que lleva adelante la Municipalidad local en el Mercado Modelo, y relataron lo ocurrido desde aquel día hasta hoy.

Según los testimonios, en aquella oportunidad, luego de recibir su primera dosis, les fue entregado un certificado donde decía que la marca de la vacuna que habían recibido era Synopharm, y el lote era NF0008. Pero, días más tarde, trascendió entre ellos que había habido un error, y recurrieron al centro de vacunación donde habían sido vacunados, donde enmendaron la equivocación tachando con borratinta en el certificado (documento) y escribiendo la marca Aztrazénica, pero manteniendo el mismo número de lote.

Como esto no conformó a los vacunados, viendo que se demoraba la segunda aplicación, y temiendo una equivocación que pudiera afectar su salud, o una inmunización insuficiente, buscaron respuestas por otro lado. De ese modo, se encontraron con la base de datos oficial mantenida desde el Ministerio de Salud de la Nación, en la cual, al revisarla, descubrieron que no habían sido inoculados ni con Synopharm, ni con AstraZéneca, sino que habían recibido la vacuna Sputnik.

Frente a esta nueva revelación, al concurrir nuevamente al Mercado Modelo, las autoridades sanitarias allí presentes les extendieron un nuevo certificado, donde dice que fueron inyectados con una primer dosis de Sputnik, la cual tiene un número de lote I690421, nada que ver con el anterior. Al expresar sus dudas y requerir más aclaraciones, éstas no habrían sido bienvenidas por los responsables, ni, mucho menos, satisfecho sus inquietudes.

A partir de esta situación, y frente a la persistente ausencia de certezas que les transmitieran tranquilidad, los vacunados se encuentran hoy muy preocupados, no solo por las dudas sobre cuál fue realmente la vacuna recibida, sino, también, por los efectos que podrían sufrir si recibieran la segunda dosis de una marca diferente, especialmente cuando la informacion que ofrecen los medios advierte que la segunda dosis de Sputnik no llega y que nadie asegura que la segunda dosis de otra vacuna sirve.

Gualeguay21