Los registros oficiales de las carteras sanitarias provincial y nacional al último sábado 31 de julio muestran que, esta última semana, Gualeguay mantiene su tendencia bajista, mientras que Galarza sigue creciendo, y la provincia, en promedio, tuvo un nuevo descenso. Igualmente, esto se refleja en la incidencia, donde Gualeguay y la provincia se mantienen en franca baja, pero aún lejos del límite de zona de riesgo, mientras que Galarza mantiene su preocupante alza. El departamento cerró julio con más del 50 porciento de la población vacunada con una dosis y 16 fallecimientos.

La incidencia de los contagios, un cálculo que contempla los casos positivos oficiales respecto de la población, y a partir del cual se califica el riesgo (más de 150 es ciudad de riesgo), en Gualeguay, logró reducirse esta semana de 627 a 394, en Galarza trepó de 1.217 a 1.350, y en Entre Ríos cayó de 600 a 458. Estos índices dicen que, en un par de semanas, tanto Gualeguay como la provincia pueden salir de la zona roja, pero Galarza se mantiene lejos de perder su calificación actual.

En cuanto a los totales semanales a cada sábado, se puede apreciar que en Gualeguay, luego del descenso de la semana pasada, de 163 a 138, esta semana cayó a apenas 51 casos, mientras que Galarza sigue creciendo y se fue de 39 a 42 casos.

Por su parte, la provincia también mantiene su tendencia a la baja, ya que esta semana descendió de 3.378 casos a 2.804. Por último, el mes de julio cerró con el 50,5 porciento de la población departamental vacunada con una dosis, los mayores de 60 años casi todos y 40 porciento de los de 18 a 29, a la vez que este mes se lamentaron 16 muertes contra las 29 del anterior, casi la mitad.

Gualeguay21